Cambios en la regulación del juego online en México

502

 

La regulación del juego online en México es un asunto pendiente en el país desde que en 2013 se aprobara la última ley sobre el juego con el fin de aclarar todo aquello relacionado con los casinos de Internet. Pese a que en 2014, y luego en 2015, se intentó renovar esa ley sobre los juegos de azar en línea (algo que finalmente se pospuso), la situación aún se mantiene algo inestable a nivel legal pese a que los casinos en línea, así como sus usuarios, no han dejado de crecer a lo largo de los últimos años. Y es que la normativa vigente deja al aire muchos aspectos del juego en Internet, un entretenimiento que es legal en el país y que ha obligado, entre otras cosas, a que las empresas paguen impuestos en el estado.

Un último cambio en el paradigma de los casinos online en el país ha sucedido este mismo mes de marzo, cuando Google ha permitido que desde sus tiendas online se puedan descargar aplicaciones relacionadas con el juego en Internet. Al igual que ha hecho con otros países (Australia, Bélgica, Canadá, Colombia, Dinamarca, EUA, Finlandia, Alemania, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Rumania, España y Suecia), ahora los usuarios de México podrán descargar juegos de azar (siempre de forma gratuita) que impliquen uso de dinero real en la Play Store de Google.

Ese cambio en la política de Google se debe a que la empresa espera poder dar contenido de calidad a sus usuarios, con aplicaciones que respeten las leyes territoriales y que puedan denegar el acceso a menores de edad. Así, se espera incentivar el consumo de juego responsable, con las limitaciones de publicidad que aplique cada país. Desde 2017 esta misma política ya estaba aplicada en Brasil, Irlanda, Francia y el Reino Unido; ahora, se ampliará hasta en quince países más.

Es evidente que el uso de los casinos en Internet, y de los juegos de azar, ha ido en aumento a lo largo de los últimos años, y que ese cambio en las políticas online (así como la necesidad de renovar las vigentes en el país), se hace palpable en el uso de esas aplicaciones online por parte de los usuarios. Actualmente, los casinos en linea representan el 0.5% del producto interno bruto (PIB) de México y dan trabajo a 50.000 personas en el país, lo que demuestra la importancia del sector en la economía y vida mexicana.

Con nuevas políticas como las que acaba de aprobar Google para México se abre la puerta a nuevos desarrolladores que quieran entrar en el sector del juego online, bajo una premisa de sostenibilidad y de seguridad para los usuarios. Evidentemente, todas aquellas aplicaciones que se quieran poner a disposición de los usuarios deberán tener licencia para poder operar en el país, y seguir de forma estricta todas las leyes mexicanas respecto al juego online.