Música electrónica en México: fenómeno que crece día con día

1078

Música electrónica en México: fenómeno que crece día con día

 

La música electrónica ha encontrado un espacio protagónico en películas, videojuegos, festivales y un sinfín de creaciones audiovisuales alrededor de todo el mundo, y México no es la excepción.


 

 

El fenómeno global de la música electrónica

La influencia de la música electrónica es tan grande y variada que incluso empresas como la productora de bebidas energéticas Red Bull han encontrado en la música electrónica una manera de llegar a nuevas y diversas audiencias, ya que estas creaciones auditivas se han convertido en un lenguaje universal.

Además de la promoción de eventos, marcas como esta le han brindado patrocinios y un espacio de difusión a diversos músicos de todo el planeta. Cabe mencionar que los principales exponentes de esta escena han conseguido ir más allá de encabezar festivales, y un ejemplo de ello es el productor canadiense Deadmau5, quien consiguió llevar su música e imagen a una máquina tragamonedas propia dentro de la plataforma Betway, después de una reciente asociación con la desarrolladora Microgaming. Otro ejemplo del éxito de estos creadores aparece cuando su música le da vida al soundtrack de creaciones audiovisuales como videojuegos, y sobre todo, en las películas y documentales de música electrónica que se han realizado con estos productores como protagonistas.

La escena electrónica en México

Nuestro país se ha convertido en uno de los escenarios más atractivos para la presentación de productores nacionales e internacionales dentro de festivales como el EDC, además de ser un país donde se desarrollan nuevos talentos día con día. La escena de la música electrónica en México tiene sus orígenes en la década de los setenta, cuando la agrupación alemana Kraftwerk comenzó a experimentar con la mezcla de sonidos y la creación de ritmos a partir de medios electrónicos. Estos sonidos electrónicos no tardaron en darse a conocer y tener éxito alrededor del mundo, y como resultado de ello, los músicos Héctor Quintanar Prieto y Raúl Pavón fundaron el Laboratorio de Música Electrónica del Conservatorio Nacional de Música dentro de Bellas Artes.

A partir de entonces, músicos de géneros como post punk, rock y pop comenzaron a experimentar con la música electrónica en sus creaciones, para seguir inspirando a las siguientes generaciones de productores. Un dato interesante es que el norte del país fue uno de los que mejor recibimiento les dio a los ritmos creados con medios digitales, con artistas como Bostich, Clorofila y Fussible mezclando de manera exitosa los ritmos tradicionales de la región con los beats electrónicos y presentándose en diversos rincones del planeta. En la actualidad, la lista de DJ que representan a México en el mundo sigue creciendo día a día, y productores como Mr. Pig, Tom & Collins y LeTwins han conseguido presentarse en Tomorrowland, festival que es considerado como el más importante dentro de esta escena.

La mezcla de ritmos como esencia de la música electrónica

Así como la banda sinaloense, tambora y la música norteña consiguieron un lugar privilegiado en la música electrónica en la primera década de los 2000, productores nacionales como el chihuahuense Mandragora han sabido también adoptar ritmos de otras partes del mundo dentro de sus mezclas y conseguir éxitos globales en años recientes. En este caso, el artista mexicano ha desarrollado gran parte de su carrera en Brasil, por lo que los ritmos y sonidos de este país sudamericano se han convertido en una parte muy importante de su éxito global.

La experimentación entre diversos géneros musicales se convirtió en una pieza clave para el crecimiento global de la popularidad de la música electrónica en las décadas de los setenta y ochenta, y esta búsqueda de nuevos ritmos y sonidos sigue siendo igual de importante hoy en día. Dentro de Chihuahua, los concursos para descubrir nuevos talentos musicales se han convertido en un gran impulso para que las próximas generaciones de músicos comiencen a dar a conocer su talento al mundo. Además de ello, la reciente incursión de la música japonesa y la cultura anime en las creaciones algunos de los músicos de esta entidad se convierte en todo un ejemplo de que los sonidos que aparecen en nuestro entorno siguen evolucionando. Por lo mismo, la experimentación dentro de la música es tan importante hoy como hace varias décadas.