Un llamado a la razón….

Por: Dr. Gerardo Arturo Limón Domínguez

Dr. Gerardo Arturo Limón Domínguez

A las autoridades correspondientes.

A la comunidad chihuahuense.

A quienes en cualquier lugar de México, pudiesen interesarse en la educación.

La historia que aquí reseñaré, arranca el 26 de enero del año 2017, justo cuando en una elección avalada por el Instituto Estatal Electoral del Chihuahua, cuatro académicos, todos de la antigua Unidad 081 de UPN, -hoy llamada Campus Chihuahua- con domicilio en el municipio del mismo nombre en la capital estatal, nos sometimos a una votación por medio de una urna electrónica, en la cual la voluntad mayoritaria decidió darme la oportunidad de dirigir dicho Campus gracias al voto directo y secreto de los compañeros docentes y administrativos, así como todos los alumnos de licenciatura y posgrado del Campus Chihuahua.

Desempeñé desde entonces de manera regular e ininterrumpida mi trabajo como Director en el ciclo escolar 2017-2018, hasta que en el mes de febrero del 2018 se generó una iniciativa de destitución en mi contra planteada por la entonces Rectora, la Maestra en Terapia Familia, Victoria Esperanza Chavira Rodríguez, quien fraguó con poca ética y aun habilidad, el intento de mi destitución en la reunión de la Junta Directiva (16 de febrero del 2018) a la que convenció de que de mi parte se había dado lo que llamó ella un “desacato a su autoridad”, mismo que planteaba en diversos momentos que encontraba 23 causales, (de los cuales se terminó presentando solo 13), mismas que se dio a la tarea de argumentar y publicitar a través de los medios sin que obre ninguna constancia de que las presentará ante un servidor para discutirlas, solamente las mostró ante la Junta Directiva. Cabe señalar, que estos 13 cuestionamientos, fueron desmentidos uno por uno de forma inmediata por mis compañeros del Campus Chihuahua, encontrando en ellos falacias o hechos inexistentes. Lo anterior debo precisarlo, aunque suene fuerte, me pareció una mera argucia de su parte para justificar ante ello mi pretendido retiro.

El día 9 de febrero del 2018 me indicó que a partir del día 12 del mismo mes, se realizaría una auditoria en el Campus Chihuahua, la cual nunca me negué a que se realizara por los auditores que ellos presentaron, desde ese día hasta hoy, han transcurrido ya más de 6 meses y no se ha visto de manera clara el propósito de ella, ya que según se indicó, que aun cuando se terminó de realizar hace tres meses, aún no se han presentado resultados de la misma. http://elpuntero.com.mx/n/72178/tumban-con-videos-version-de-rectora-de-la-upnech-arturo-limon-no-se-nego-a-audi

Es de considerar, si reflexionamos en lo acontecido, que desde ese mes de febrero la intención evidente era proceder a la pretendida destitución de un servidor, desconociendo que mi mandato no se derivó de designación alguna, como es el caso de la posición del titular de rectoría, sino de una elección, ya que como consta en acta del Instituto Estatal Electoral de fecha 26 de enero del 2017 http://elpuntero.com.mx/n/40652 misma que como se dijo anteriormente constata que fui electo por la comunidad de alumnos, maestros y trabajadores.

El 16 de febrero del 2018 se aprobó por la Junta Directiva elegir un nuevo Director, desconociendo la elección mencionada anteriormente, cabe señalar que nunca se me requirió para solicitarme un informe, o argumentar los hechos, no fui notificado. Ese mismo día, el Maestro Leonel Herrera había aceptado ser el Coordinador de Planeación en el Campus, siendo que mientras tanto, la Junta Directiva era quien señalaba él sería el nuevo Director, esta designación dada por la Junta sin que mediara información a quien esto escribe, se dio y tuve información de ello hasta el referido día 19 que un abogado sin licencia, que representa a la rectoría http://elpuntero.com.mx/n/72109/denuncian-titular-patito-del-juridico-de-la-upnech-secretario-academico-tambien- intentó entregar un documento que buscaría mi destitución, lo cual jamás se dio porque alumnos y personal del campus lo impidieron.

Las razones de esta remoción de mi cargo estimo que se dan por resultar incómodo a intereses de la Rectoría sobre el manejo de las instalaciones, uno de ellos es el Edificio que se está construyendo en Campus Chihuahua, argumentando que sería para Rectoría, lo cual es completamente falso, ya que los fondos que se están aplicando ahí, proceden de la administración del Gobierno Estatal 2010-2016. Este edificio se justifica ya que hemos tenido un incremento de más de un 50% en la matrícula dentro de mi gestión.

El día 5 de marzo del presente año, fueron colocados afuera de mi oficina sellos que indican que la oficina está en un proceso de auditoría, impidiendo el acceso a cualquier persona a la misma, ante esta situación y una vez que han transcurrido seis meses, tomo este espacio y tiempo para solicitar se abra. Esta petición la he hecho ya reiteradamente a las siguientes aautoridades; Encargado del despacho en la Rectoría de UPNECH Dr. Pedro Rubio, al Rector Nacional de UPN Ajusco Dr. Tenoch Cedillo Avalos, al negociador por parte de la Secretaria de Educación y Deporte M.C. Melchor Torres, a la Secretaria de la Sección 8ª del SNTE Mtra. Rosa María Hernández, al Secretario General de Gobierno, Licenciado Cesar Jáuregui y sobre todo, al Gobernador del Estado Javier Corral, expresando que estamos en la mejor disposición de buscar el bienestar de nuestro Campus.

Debo señalar aquí que el Dr. Tenoch Cedillo Rector de UPN me concedió el pasado 19 de junio en la unidad Ajusco una reunión, a donde con mis propios recursos me dirigí para atender la cita, quedando acordado con él formalmente que en su próximo viaje como miembro de la Junta Directiva se daría tiempo para conversar con los compañeros de UPNECH Chihuahua.

Preciso también que he solicitado audiencia con el gobernador sin recibir respuesta hasta el día de hoy, y le digo, que estoy en toda la disposición de que se realice cualquier investigación que se requiera, ya que soy el más interesado en que mi reputación e integridad no se vea perjudicada por intereses políticos, yo deseo servir a mi comunidad académica, y tengo mi reputación para hacerlo, por lo tanto, demando que no se lleve a cabo ninguna campaña que se aleje de la realidad desprestigiando a la institución y mi persona.

Ninguna comunidad merece ser tratada así y la de los formadores de docentes y la de los formadores de hombres y mujeres que pugnamos por educar para trasformar, menos.

Sea este conducto una forma de expresar mi sentir, es hora de resolver todo, los alumnos ya no pueden, tanto en Nuevo Casas Grandes como en Chihuahua y la Rectoría de UPNECH, seguir laborando bajo el no apropiado modelo de encargados de despacho.

Definamos que es lo que procede, para que se firmen títulos por un Rector o una Rectora que cumpla la aspiración de la comunidad universitaria, que los trabajos en ambos campus se realicen por directores que sean respetados y no agraviados, como estimo fue el caso de mi compañero, aun director para mí del Campus Nuevo Casas Grandes, el Dr. Juan Durán Arrieta, a quien también en su momento, por el solo hecho de disentir de la autoridad representada por la rectora en turno, se le llamó a Chihuahua el 20 de abril y a la par de que sin causa justa se le destituyó, se procedió a cerrar, como en el Campus Chihuahua, su oficina de Director con sellos de clausura, esta acción lesiva mostraba a mi parecer un patrón que es inadmisible para una comunidad que se dedica al fortalecimiento de la razón, al ejercicio de la educación y a la práctica de la crítica que construye como forma de convivencia.

Dirijo este comunicado a los aquí mencionados, interesados estimo en ser coadyuvantes todos en el del buen desempeño de nuestra comunidad universitaria UPNECH a nivel estatal y dado el interés de múltiples unidades a lo largo y ancho del país UPN que nos han mostrado su solidaridad desde diversos rincones de la Nación, esta resonancia además de natural es necesaria, ya que como el gobernador Javier Corral ha señalado en sus diversas gestiones ante la federación, nada que suceda en Chihuahua ha de ser ajeno a México

La propuesta aquí es clara, busquemos juntos la solución, sin ganadores ni perdedores, busquemos soluciones para que nuestra Universidad marche hacia el logro de elevados objetivos que la Nación y el Estado le demandan.

Es mi deseo que la puerta del entendimiento se abra y que trascendiendo nuestras diferencias podamos seguir construyendo todos juntos, la Universidad Pedagógica que queremos y merecemos.

Gracias por su atención, atentamente.

Dr. Gerardo Arturo Limón Domínguez