ResISSSTE contra el Pin Parental

1215
Booking.com

Por: Movimiento estatal ResISSSTE Chihuahua

En enero del año en curso se presentó la iniciativa Pin Parental,  por la Lic. Marisela Sáenz Moriel,  diputada del congreso del estado de Chihuahua, dicha iniciativa consiste en la posibilidad de ejercer el veto de madres, padres y tutores, sobre contenidos de la educación sexual integral.

El artículo 3 constitucional establece que “Corresponde al Estado la rectoría de la educación, la impartida por éste, además de obligatoria, será universal, inclusiva, pública, gratuita y laica.” Y “Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género y una orientación integral, por lo que se incluirá el conocimiento de las ciencias y humanidades: la enseñanza de las matemáticas, la lectoescritura, la literacidad, la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país, las lenguas extranjeras, la educación física, el deporte, las artes, en especial la música, la promoción de estilos de vida saludables, la educación sexual y reproductiva y el cuidado al medio ambiente, entre otras.”

1.Garantizada por el artículo 24 la libertad de creencias, dicha educación será laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa;

2.El criterio que orientará a esa educación se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios.

Ante este intento de imponer el PIN Parental como parte de la Ley Estatal de Educación de Chihuahua, debe aplicarse un ejercicio de denuncia y de organización para la resistencia. Saludamos la campaña contra el PIN Parental que ha emprendido la Alianza por la Defensa del Estado Laico, ADELA, y por la cual nos mantenemos informados. Ahora debemos tomar parte de la lucha contra estas intenciones de dominación y control material e ideológico es un acto de congruencia.

La ultraderecha busca colocar una venda en los ojos de millones de niños y niñas alrededor del mundo con la imposición selectiva de lo que se debe y no se debe aprender en una escuela, busca imponer su visión desde su posición privilegiada comoparte de lo que ellos sienten les ha sido encomendado como misión universal: velar porque sus convicciones morales y religiosas dirijan los aspectos educativos, nutriendo las mentes de prejuicios y ataduras de cualquier índole. Hoy es de imperiosa necesidad apostar a una educación laica, gratuita, científica y popular.

La entrada sigilosa de la propuesta del Pin parental lleva consigo muchas preocupaciones y daños sustancialesa la autonomía de las escuelas y a su vinculaciónpor demás necesaria de la vida pedagógica, la justicia social, la equidad y la búsqueda de la libertad. La ultraderecha continúa su afán en lograr impedir que se brinde educación sexual en las escuelas, además de lo que también podría desencadenar un sin número de intromisiones en la forma en la que se tocan temas históricos y de análisis de la realidad. Dichos contenidos (la evolución humana, la lucha histórica de las mujeres, la lucha contra el VIH, entre otros), al quedar supeditados al veto de las madres, padres y tutores, provocaría un alejamiento, de niños, niñas y adolescentes, del conocimiento de la realidad histórica social, sin mencionar la flagrante violación a su derecho de la diversidad, al respeto a su identidad y la negativa al conocimiento científico. Esto traería como efecto fomentar la discriminación, la intolerancia y propiciar la explotación sexual, laboral y cognitiva. Sólo mencionaremos un par de datos que proporciona el gobierno federal “El embarazo en adolescentes es un fenómeno que ha cobrado importancia en los últimos años debido a que México ocupa el primer lugar en el tema, entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de 15 a 19 años de edad.” Y sobre la trata “La secretaria de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, diputada María Victoria Mercado Sánchez (MC), sostiene que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en turismo sexual infantil, sólo superado por Tailandia; además, es catalogado como fuente de tránsito y destino de trata de personas, de acuerdo con datos de la Comisión Unidos vs. Trata.”

La propuesta para implementar el PIN Parental representa un retroceso educativo y una declarada lucha ideológica que la ultraderecha plantea de manera directa. Para evitar que gane terreno no debemos observar pasivos a que se extiendaesta idea cargada de discriminación y racismo.

El impulso de esta figura jurídica estaría violando principios, tales como el interés superior del menor, el principio de progresividad y no regresión de los derechos, el derecho a la educación, el derecho a la protección contra los malos tratos, la libertad de expresión, el derecho de información, el derecho a la salud sexual y reproductiva y el derecho a la educación laica.

Es nuestro deber histórico no guardar silencio, defender la laicidad de la educación que exige el respeto a la libertad de todas las creencias religiosas, así como basar la educación en los derechos humanos, el progreso científico, velando por una educación integral, contra la violencia de género y por el derecho a la información. Debemos unir nuestras proclamas para que la educación responda a las necesidades reales del pueblo y no sea más un campo cultivable para beneplácito de las doctrinas moralistas.

Proponemos que antes que se lleve a discusión en las comisiones unidas de Juventud, Niñez y Educación del congreso:

Se realicen foros, conferencias sobre el tema del PIN Parental, organizados por el Congreso del estado, con el fin de que la sociedad conozca por qué es inconstitucional.

Se dé a conocer el contenido del artículo 3 constitucional a las Asociaciones de Padres de Familias y se analice sobre las facultades del Estado y los derechos de los Niños Niñas y Adolescentes.

Que se rechace el PIN Parental porque violenta los derechos de niños, niñas y adolescentes al privarlos de una educación integral.

Conminamos que tanto la Secretaría de Educación y Cultura, así como la dirigencia del SNTE cumplan con lo que establece la Constitución y se pronuncien públicamente contra la iniciativa del Pin Parental.

En el mismo sentido sabemos que existe una Iniciativa con carácter de decreto, para reformar el artículo 4 de la Constitución Política del Estado de Chihuahua, con la finalidad de garantizar el derecho y deber preferente de los padres a educar convenientemente a sus hijos y que no debe ser aprobada porque contraviene el Artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Movimiento estatal ResISSSTE Chihuahua

En defensa de la educación crítica, laica, gratuita y popular

¡No al PIN parental!

¡Unidos y organizados… venceremos!