El magisterio disidente morirá y el charrismo sindical triunfará

161
Booking.com

Por: Mtro. Fernando Álvarez Montoya

La rebeldía es la vida: la sumisión es la muerte 2022 Año de Ricardo Flores Magón.

El compartir experiencias enriquece, vaya que enriquece. En días pasados en dialogo con destacado maestro dirigente y disidente egresado de escuela Normal Rural del “Quinto” Sonora concluí o concluimos que con esta generación – nuestra generación- terminarán las voces del magisterio disidente, proletario, combativo, aguerrido y formado dentro de la filosofía educativa del materialismo dialectico. Formado desde abajo y por la de izquierda. Viejos ya, herederos de las luchas, siguen (mos) aún las huellas de Othón Salazar, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas, Misael Núñez Acosta y una gran pléyade e inmensa lista de maestros que combatieron la tiranía de gobiernos represivos, -Madera 65- el charrismo sindical delincuencial y la injusticia social. Su lucha en el pasado y en el presente siempre ha sido por la democratización del sindicato, la mejora salarial de los trabajadores de la educación y también por la justicia social. Esta generación privilegiada de maestros y maestras nacida entre 1946 y 1964 y formada en su mayoría en escuelas rurales y en las luchas populares es también conocida con el anglicismo “baby Boomers” está por concluir (+) y con ella sus luchas.

Quién tomará la estafeta que dejará el magisterio disidente en su histórica lucha por la democratización del sindicato (SNTE) De momento en nuestro estado, no se vislumbra esa figura de maestro auténticamente disidente. No hay, ni habrá quien llene ese vacío que dejarán, ni quién llene la horma de sus zapatos. O quién, más claro aún, quién tomará la estafeta próximamente cuando los charros se vayan; sin duda será otro charro o pro-charro.

La cultura perniciosa, perversa y corrupta del charrismo sindical u”oficialista” ha calado en lo más hondo en la cotidianeidad de vida de la mayoría magisterio nacional. En nuestro caso estatal (secc.42). Maestros despolitizados, teóricos- prácticos del pensamiento mítico- mágico, fifís que, corto de miras y desinformado apoyarán a sus verdugos en las ya próximas elecciones por el cambio del Comité Ejecutivo Nacional y las secciones estatales.

Dónde podemos encontrar el punto de inflexión, el origen de esta figura sistemática de un magisterio indolente, meticulosamente pasivo, que no lucha, que no levanta la testa, ni el dedo y no defiende sus derechos.

1.-“si quieres ganar más, trabaja doble” Esta frase se le atribuye a Jesús Reyes Heroles que fue secretario de Educación Pública en el mandato de Miguel de la Madrid de 1982 a 1985. El mísero salario que recibía el magisterio en el pasado como en el presente; formó una enorme multitud de maestros y maestras a los que se les adjetivaba como “mochilas veloces” dado que, por sus precarios ingresos y para subsistir se veían en la necesidad de trabajar doble. Doble plaza,”yenloquesea”…- -cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia- Lo anterior impactó enormemente en la baja de calidad de la educación pública y trajo como consecuencia la desmejora del maestro en su práctica educativa. Además, no sólo alejó al maestro del salón de clases, sino además de la lucha por un salario digno y la democratización de su sindicato.

2.- Por otro lado, el asalto a las escuelas formadoras de maestros por charrismo sindical – entre ellas la UPN-, la proliferación de escuelas “normales” patito y la desaparición paulatina de las normales rurales desdibujo el perfil del maestro con pensamiento crítico y cómo, en una fábrica de pan blanco todos salieron iguales, – lo bueno- que 1, 2, ó 3 se les quemaron; les salieron prietos (disidentes).

3.- El programa de estímulos productos de la tranza, chantaje y prebendas políticas SEP, SNTE, gobierno y partidos políticos (negociaciones entre amigos) son los que agendaron y agendan y marcan la forma y a fondo lo que se tiene que hacer con el magisterio nacional. Ahora es USICAMM el verdugo de los maestros que guillotina sus aspiraciones, salarios y paradójicamente lo aleja de lo académico (del aula) y de la lucha en las calles por una mejora salarial y democracia sindical. Aclararé, que, los y las maestras que disienten han luchado en contra de todo lo anterior.

4.- Por último, una nueva forma de lucha aparece en el escenario que también ha alejado al magisterio de las calles y por la reivindicación de sus derechos: “las redes sociales”. Muchos maestros, tanto activos como jubilados han hecho de este instrumento su arma preferida de lucha, sin darse cuenta han olvidado que lo importante no es interpretar su contexto social que trasgrede sus derechos, su armonía y su ser; lo importante es transformarlo. Obcecados, adictos se han convertido en guerrilleros de las…redes. Al parecer, cierto es, el magisterio disidente, revolucionario y transformador esta por desaparecer y al charrismo sindical vencerá y asumirá las consecuencias históricas de su quehacer. Sin unidad, no hay victoria.