Prioriza Congreso garantizar el reconocimiento y respeto a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes y de personas vulnerables migrante

17
Booking.com

Chihuahua. – El Congreso de Chihuahua, reformó las Leyes de Protección y Apoyo a Migrantes, y de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, ambos ordenamientos del Estado, con el propósito de garantizar el reconocimiento y respeto de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes y de personas vulnerables migrantes.

El propósito de la reforma, es el de velar porque los derechos humanos de las personas se respeten a cabalidad, independientemente de su situación migratoria, con particular énfasis en los de quienes forman parte de alguno de los grupos en situación de vulnerabilidad, como son las niñas, niños y adolescentes migrantes, siendo este un tema para todas las autoridades de los diversos órdenes de gobierno, cada uno desde el ámbito de sus atribuciones; refirió la diputada Magdalena Rentería Pérez, integrante de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables.

Es por lo anterior que, se establece dentro del decreto, que las personas, independientemente de su situación migratoria, tendrán derecho a la procuración e impartición de justicia, respetando en todo momento el derecho al debido proceso, así como a presentar quejas en materia de derechos humanos, de conformidad con las disposiciones contenidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los tratados y convenios internacionales en los que el Estado Mexicano sea parte, la Constitución Política para el Estado de Chihuahua y demás leyes aplicables.

Asimismo, se plasma que el DIF Estatal a través de la Procuraduría de Protección coadyuvará con las personas defensoras de derechos humanos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, para garantizar la protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes migrantes.

Es así que el Poder Legislativo de Chihuahua, reitera el compromiso de garantizar y atender los derechos y principios de las niñas, niños y adolescentes, contemplados tanto en el sistema internacional de los derechos humanos, como en el sistema jurídico mexicano, mientras se encuentren en territorio chihuahuense.