El neoliberalismo, el sindicalismo y la pérdida de los derechos laborales de los trabajadores

196

Por: Profr. Fernando Álvarez Montoya

Rastreamos su origen y expertos en economía e historiadores aseguran que el neoliberalismo principia y se da por primera vez como laboratorio de pruebas en Chile durante la dictadura de Pinochet. En ese entonces el crecimiento económico y el desarrollo de la nación andina causó admiración y aprobación en diferentes países. Ahora no. Creo que más bien nos haría voltear a Chile y ver lo que sucede actualmente. Conocido también en nuestro país como neoporfirismo, aparece, como nueva forma de acumulación y expropiación del dinero público, de la enajenación de la riqueza del país y de los derechos de los trabajadores.

En México fue un grupo denominado “Chicago boys” el que promovió el neoliberalismo y las actitudes de rapiña e enriquecimiento ilícito fue lo que la fortaleció. Su línea de acción fue principalmente a través de la privatización de las empresas públicas y del adelgazamiento del Estado. También, prácticamente de la difuminación y desmantelamiento paulatino de todos o casi todos los derechos de los trabajadores. Este sistema y causó sigue causando estragos en los países que lo adoptaron.

Milton Friedman padre del neoliberalismo encuentra en Margaret Thatcher y Ronald Reagan sus mejores promotores y, en México inicia con Miguel de la Madrid. Su promotor estrella y mejor vendedor fue sin duda Carlos Salinas de Gortari que da inicio al desgajamiento y desmantelamiento de un Estado protector (¿) y propietario. Con el usurpador Salinas empieza una venta vertiginosa de propiedades del sector público, la venta de nuestros recursos naturales y el desvanecimiento o perdida de los derechos laborales de los trabajadores. En un periodo de 36 años no sólo, se deshacen de casi todas las empresas e instituciones públicas, sumemos también la concesión y venta de enormes recursos naturales y la casi total pérdida de los derechos laborales. Inimaginable e incuantificable el daño que le hicieron a la Patria. El final de la larga y noche oscura neoliberal que duro 36 años tiene su término en julio de 2018.

Los nombres y rostros son bien conocidos de los que pretendieron vender y concesionar todo al país a la iniciativa privada y al extranjero. Son: Miguel de la Madrid Hurtado (+) Carlos Salinas de Gortari, (usurpador) Ernesto Zedillo de León, Vicente Fox Quesada. Felipe Calderón Hinojosa (usurpador), Enrique Pena Nieto (usurpador). Las acciones realizadas durante su sexenio bien pueden ser clasificadas como traición a la Patria. En espera del dictamen que de aprobarse por la Suprema Corte se les someterá a juicio. El veredicto: culpables ( ) inocentes ( ).

El neoliberalismo halló campo propicio y encontró en México una clase política altamente corrompida, sin escrúpulos, sin amor al país y a la sociedad a la que obligadamente debería de servir. La catástrofe creada en por los últimos seis expresidentes causó, un daño inconmensurable a la vida cultural, social, económica y política del país. Traicionar a la Patria, la demagogia, la corrupción de casi toda la clase política fue un quehacer cotidiano en México. Sin los más elementales principios de decencia y lealtad la inmensa mayoría de políticos de la espalda a la nación; se enriquecen y hacen de la mentira y corrupción su estilo de vida. El desastre económico y el daño a la nación fueron inmensos; la inconmensurable lista de agravios aún cala hondo, muy hondo en la sociedad mexicana. El resultado, más de cincuenta millones de pobres de los cuales un tercio de ellos viven en pobreza extrema.

Vergüenza ajena por el descredito internacional por los altos niveles de corrupción y de violencia extrema originado por estos reyes midas que todo lo que tocaron no lo convirtieron en oro, lo convirtieron en …?

El neoliberalismo no sólo halló, sino se fortificó con complicidades facciosas de organizaciones sociales, políticas y sindicales. La ambición, la avaricia por el dinero mal habido fue el motor que movió los engranes para postrar a la sociedad mexicana pero; principalmente a sus trabajadores que es en esencia la energía que mueve al país.
Al final, con Peña a golpe de marro pretendieron acabar con la educación pública y… privatizar el agua. No lo lograron. Lo que sí lograron sin duda, en complicidad y en la obscuridad con el sindicalismo oficial, charro y corporativista (SNTE nacional, Secc. 42) fue desaparecer “legalmente” casi todas las prestaciones de los trabajadores de la educación.

Los líderes nacionales, estatales de las diferentes secciones del país, no son más que veletas que cualquier billete de 5 pesos las mueve y canes amaestrados a los que les tiran un simple hueso para roer. La diatriba se encuentra arriba. Pretender engañar al magisterio estatal de que se le regresará lo perdido es un insulto a nuestra lucha. ¡Imposible! de momento. No hay forma.

Bien habría aclarar que aunque las intenciones del actual gobierno por deshacer el entuerto legado por el neoliberalismo es: … muy difícil de desentrabar. La recién aprobada Reforma Educativa, no es más que una mala copia al carbón. Los afores, el gran atraco que hacen los bancos con las cuentas individuales de los trabajadores. Los sistemas de pensión y los seguros de retiro un robo en despoblado que se comete con el sector de trabajadores que se jubilan. El mal manejo y uso indebido por las dirigencias caciquiles charras de los diferentes seguros del amplio sector de jubilados son pruebas palpables de que no se quiere, o no se puede tocar fondo donde se encontrará un gran basamento donde descansa la corrupción.

En el caso de la Secc. 42 Chihuahua, sin duda la lucha para empezar a recuperar lo perdido es la unión y la organización. Unir lo diverso es harto difícil… pero no imposible. !!!Urgente democratizar al SNTE!!!