Encuentros

264

Por: Javier Arvizo

NO ESTOY PENSANDO, ESTOY SINTIENDO, Y ESO TAMBIEN ES  EXPERIMENTAR LA REALIDAD¡¡  ESTOY SINTIENDO EL DOLOR DE LA PERDIDA DE QUIEN YA NO ESTA CON NOSOTROS, SIN EMBARGO NO LLORO SU PARTIDA, ES LO QUE SUCEDIÓ, ME DUELE  SU AUSENCIA ES ALGO QUE SE QUE YA NO HABRÁ, Y TAL VEZ NO TENDRÉ LA OPORTUNIDAD DE APRENDER DE ELLA, SI ME REFIERO A LA PARTIDA DE FRANCISCA Francisca Jiménez Barrientos  «PAQUITA»,

Toda lo noche y la mañana,  esta dolencia  la traigo entre pecho y espalda, Si suelo ser sensible a las emociones humanas, tan prohibidas el expresarlas, porque se dice que son debilidades, siendo que son las fortalezas de los que  son invencibles en sus eternas tareas de encuentro entre los que las diversidades de pensamiento y convicción nos permiten el crecimiento. Cuando no hay que mantener las apariencias, nada se puede contra la expresión de los hechos, estos son eso, hechos.

El sentir la partida de alguien, es un hecho, aceptar ese dolor es lo que hace que tenga sentido, y que la carga emocional pueda ser compartida con quien también sienten su partida que no son pocos.

Tal vez el compartirlo sin buscarlo es una forma de reencuentro entre los que la conocieron, y tal vez agradecerle su partida porque nos da la oportunidad de  conocer a los que la conocieron.

Tal vez estoy buscando «serenidad»  o quiero compartir una forma de experimentar la serenidad, aceptando lo que muchos podamos estar sintiendo.

¿Qué motiva a las personas que dedican su vida a causas nobles contra las injusticias, desigualdades e incertidumbres de este mundo?