Curiosidades que los millonarios esconden y con las que aprenderás a ahorrar

556

Seguro que en muchas ocasiones te has llegado a preguntar cómo los millonarios consiguieron serlo. Esta misma pregunta se le ocurrió a Thomas C.Corley, experto financiero. Tras mucho tiempo dedicado a un estudio exhaustivo sobre el comportamiento de éstos, llegó a la conclusión de que este tipo de personas, antes de ser millonarios, se dedicaban a intentar ahorrar entre el 10 y el 20% de lo que ingresaban, consiguiendo así una independencia económica.

Lo más destacado, era lo cuidadosos que eran sobre la forma de ahorrar. Además, utilizaban una estrategia económica que el experto financiero denominó como “el sistema de cubetas”, en la que se dividían los ahorros en cuatro clases generales denominadas de la siguiente manera: ahorro para el retiro, gastos específicos, gastos inesperados y gastos cíclicos.  

Aunque, todos alguna vez nos hemos hecho la pregunta de cómo lo consiguieron, teniendo en cuenta que las personas con un nivel adquisitivo medio suelen cometer algunos errores que estropean los objetivos que se marcan con una duración indeterminada.

¿Cómo hacen Warren Buffet o Bill Gates para no cometer dichos fallos y conseguir con ello, alcanzar las metas que se proponen?

Existen algunos métodos que puedes practicar para conseguir un mayor beneficio. Los más adinerados intentan evitarlos para hacer que su patrimonio se mantenga intacto con el paso del tiempo.

A continuación, podrás leer las cinco curiosidades que los millonarios no hacen y de las que pueden empaparte para que tu dinero crezca en el futuro.

No guardan lo que les sobra

Normalmente, cuando queremos ahorrar lo primero que hacemos es ir guardando el dinero que nos sobra cada mes. De este modo, no se fijan ninguna meta y esto lleva a que no se alcancen grandes cantidades de manera periódica.

Esta estrategia es uno de los principales fallos que no hacen los millonarios. Por el contrario, su método se basa en apartar dinero en cuanto reciben ingresos, de esta manera se marca una dinámica, llegando incluso a aumentar los beneficios que previamente se han fijado.

No dejar ahorros parados

Mucha gente ahorra prefiriendo dejar parado el dinero en la cuenta antes que perderlo. No obstante, lo que hacen las grandes fortunas es darle movimiento al dinero, es decir, parte de los ahorros los destinan a generar rendimientos que hagan que su dinero no pierda valía con el paso del tiempo. Por ello, su método principal es invertir para minimizar el riesgo de perder dinero a largo plazo.  

Evitar los timos

En muchas ocasiones es imposible saber qué nos están estafando, pero en otras en cambio, sobra con saber que es cuando son los dueños de la empresa quienes contactan con los clientes o inversionistas, buscando así conseguir una situación de confianza y seguridad.

Este tipo de sociedades que llevan a cabo las estafas no están sujetas a ningún tipo de control fiscal. Lo que es necesario tener claro, es que al tratarse de empresas que no están reguladas, todas ellas funcionan bajo sociedades de inversión, no estando obligadas a llevar un control sobre las inversiones que manejan.

Optar siempre por inversiones que sean a largo plazo

El objetivo principal de las inversiones a largo plazo es intentar conseguir una mejor rentabilidad a la vez que se lleva a cabo una inversión sólida. Asimismo, se persigue encontrar beneficios aprovechando los flujos de efectivo que ofrecen.

En las inversiones que se llevan a cabo a corto plazo, puede parecer interesante encontrar activos con alta volatilidad, ya que parte de la rentabilidad debe venir de la revalorización de estos en el mercado.

Es mejor no pensar que sabes más que nadie

Un aspecto que supone fundamental para la gran parte de los multimillonarios es tener una buena formación. Esto es debido a que siempre permanecen con la mente abierta, ya que los fallos pueden surgir en cualquier momento del día para todo el mundo. Lo mejor es estar en comunicación con los profesionales de las inversiones para conseguir sacar conclusiones veraces y no volver a cometer el mismo error en el futuro.

En concordancia a lo anterior, una de las recomendaciones fundamentales para los inversores que comienzan desde abajo como cualquier ciudadano normal, es que tengan ilusión por aprender. Una de las acciones que recomiendan es hacer cursos y leer mucho. No obstante, hay una amplia variedad de libros que te pueden servir de ayuda como, Los 9 pasos hacia la libertad financiera: Pasos prácticos y espirituales para que puedas dejar de preocuparte, de Suze Orman.