Rinden homenaje supervisores al maestro Fernando Patena por su jubilación y reconocen su labor durante sus 30 años al servicio de la educación

2844

Chihuahua, Chih.- Los supervisores escolares estatales de la Región Centro organizaron un homenaje para agradecer, valorar y reconocer la trayectoria educativa del Maestro Fernando Patena Fierro, quien cumplió 30 años de servicio al sistema educativo. Durante todo este tiempo, el maestro Patena se desempeñó como docente académico, asesor técnico pedagógico, director, inspector y por 17 años como coordinador de inspectores y ahora recibió su permiso prejubilatorio en la función de coordinador de Inspectores Región Centro, Chihuahua.

El homenaje se llevó a cabo en el Centro Recreativo de la Sección 42, en donde se dieron cita más de un centenar de maestros, amigos, compañeros y familiares.

El Supervisor de la Zona 18, maestro Luis Armando Pérez Nuñez, fue encargado de brindar el mensaje de bienvenida formal para todos y cada uno de los asistentes y lo hizo enfatizando la labor que cada uno de los presentes vivió con el «Profe Patena».

En representación de los 14 supervisores de la Región Centro, el supervisor de la Zona 88, maestro Raúl Eliezer Torres González, dio lectura a un mensaje e hizo entrega de un reconocimiento al maestro jubilado.

Así mismo el maestro Luis Rey Hernández Frías, Asesor Técnico Pedagógico, le entregó un agradecimiento en representación del colectivo de los ATP.

El evento- homenaje contó con la asistencia, entre otros, del maestro Aminadab González Quiñones, secretario de Pensionados y Jubilados, la maestra Blanca Baca, secretaria técnica de la Sección 42, la ex subsecretaria de Educación, maestra Sandra Gutiérrez y la exdirectora de Educación Básica, maestra Rosa Isela Lozano, y otros docentes y autoridades con quienes Patena laboró en sus últimos años de función.

Al jubilado lo acompaño en todo momento su esposa, hijos y hermano, y recibió numerosas muestras de reconocimiento a su labor por parte de responsables de escuelas, colegios particulares, zonas escolares, supervisores, amigos de generación.

En su mensaje, el maestro Fernando Patena Fierro, con la mano en el corazón, agradeció a todos las muestras de afecto recibidas y la organización del festejo, mismo que si bien refirió que quizá era inmerecido, era valioso y lleno de amor.