La lucha que se institucionaliza, se pierde

207

Por: Dr. Rigoberto Castillo Barrón

La lucha que se institucionaliza se pierde, un auténtico revolucionario, rompe con la legalidad. Ricardo Flores Magón.

Demagogia pura, desconocimiento total del quehacer político cuando se afirma que “daremos la lucha desde adentro” Así lo dicen los que institucionalizaron la lucha y se pusieron un esparadrapo en la boca. -”se los chupó la bruja”-

Necesitamos reiniciar una lucha auténtica, sin compromisos, únicamente con la vista al frente en preservar Pensiones Civiles del Estado. Lo anterior es, porque la hoy des- gobernadora impuesta por los grandes huachicoleros del agua y ricos del Estado tiene en la mira a Pensiones Civiles para aniquilarla, saqueándola y que sea el sistema de salud estatal, ICHISAL y sus hospitales insalubres nos atienda. Los derecho – habientes, debemos denunciar en la prensa y en diferentes medios la situación crítica que guarda nuestro instituto de salud y también interponer en los Tribunales lo correspondiente. No debemos ya estar sumisos

El convenio transgresor de la legalidad, donde el Gobierno del Estado ha desviado miles de millones de pesos vía Hacienda estatal, que le corresponde entregar a Pensiones. Sigue la farsa y la estafa que inició Duarte, la magnificó Corral y ahora, la Maru Moches Duarte que se sigue pitorreando de todos los derechohabientes de Pensiones. “Pero hay sigan luchando desde adentro” para que el patrón-Gobierno Estatal siga desmantelando pensiones

La necesidad de ir al Congreso de la Unión a tramitar un juicio político contra “Maru Moches Duarte”, porque con su actitud es igual y es cómplice de Duarte y Corral en la estafa de Pensiones. En nuestra institución médica hay mucho atraco y moches. Un enriquecimiento explicable de políticos, rectores, líderes de sindicatos, directores y ex directores de Pensiones. Eso de los convenios es pura pantomima

Seguir luchando, tiene un costo. No ser sumisos, ser libre de pensamiento y convocar a defender la dignidad y el derecho humano a la salud. No ser comparsas y guardar silencio abyecto de lo que el Gobierno del Estado está haciendo con pensiones y, por otra parte, denunciar el hostigamiento de compañeros que institucionalizaron su lucha tienen en contra de los que pensamos diferente eliminándonos de los grupos. “Nos quieren callar” Así sucede con Maestros Estatales JRZ con la administradora del grupo.

En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se encuentra consagrado el derecho a la libre expresión. Lamentable que los ex – lideres de movimientos políticos del magisterio estatal, COSIGEN, “somos todos” COSIGEN fundadores, MODIMA, Docente Social y Maestros Estatales JRZ hayan olvidado la primaria lucha “Rescatar pensiones” y como colofón Democratizar la corruptisima Sección 42. Es obvio que existen honrosas excepciones, no todos ni todas mordimos el anzuelo y quedamos fuera de este trágico final. No “institucionalizremos nuestra lucha ni lucharemos desde adentro. Nuestra lucha será desde afuera.

Al parecer –lo que se ve- es que los grupos ya no existen, los que lucharon por el cambio ya están dentro del Comité Seccional. Divide y vencerás.

Pronto será el momento de quitar caretas y quién es quién, ¿qué pasó con el grito, el reclamo que disentía por la corrupción? ¿Ya la lucha es institucional sometida y sumisa?
Nos estamos refiriendo la inactividad, la pasividad, la inmovilidad, la permisividad, la burla que hace la Gobernadora con la Secretaría de Hacienda y el Director de Pensiones, dando atole con el dedo y cloroformo a los derechohabientes, con farsas y mentiras.

Quien quiera seguir luchando y manifestándose estaremos convocando a un Frente de defensa de Pensiones auténtico, sin restricciones, ni Institucionalismos falaces y ralentizado. No estamos exigiendo que se resuelva nada de la noche a la mañana, pero sí que se siga luchando y manifestando las y los maestros que disentimos en contra del saqueo y corrupción del gobierno al que no se le molesta ni se le exhibe, menos se le exige que cumpla. Es nuestro derecho y la Constitución lo mandata. Nos vemos en las luchas que vienen