¡Buenos padres!

45

Por: Mariela González López                    

A raíz de la pandemia del COVID-19 aumentó el numero niños y niñas huérfanos de padre, el gobierno está gestionando esta situación que genera una nueva realidad para muchas familias.   Además, ha aumentado el número de padres ausentes de sus hijos y manutención, es decir padres no tan padres. En esta última década he visto en las escuelas, algunos padres que han dedicado tiempo a sus hijos en educación básica, y otros que no se asoman a la escuela ya que trabajan mas de 8 horas al día. Sin que pueda o no quiera pedir permiso para una reunión en la escuela. Eso sí, los docentes respetan eso de cada estudiante y padres de familia,.

Hay una pregunta que genera la atención de muchos “¿porqué hay buenos padres? ” simplemente porque tienen o tuvieron buenos padres, porque se ama y por ende, puede amar, es consciente de sus descendientes, ya que los conoce, y sus hijos lo conocen a el, convive con ellos, los respeta, educa y económicamente está al pendiente de todo lo que necesitan.

De manera personal, para un docente sí importa que ambos padres estén al pendiente de la escuela de sus hijos, porque ellos tienen mejor desarrollo, por ejemplo en la autoestima, seguridad, en los social, e intelectual entre otras cosas. Por consiguiente, el docente respeta a los niños y niñas en la que sus padres no están al tanto de ellos. Ya que el docente hace su trabajo en la escuela y no espera  a que eduquen a los hijos en casa.

Por último, expreso mi admiración a todos los buenos padres que aman a sus hijos, dándoles tiempo de calidad, los respetan y siempre están velando por las necesidades de sus descendientes. No se nace para ser padres, pero sí se puede elegir y esforzarse para ser buenos padres.

¡Hasta pronto!