Rememoran desde el ResISSSTE los hechos de 2003 y reivindican que la Clínica del ISSSTE de Juárez fue un logro de la movilización de los maestros de la base y no de los dirigentes de la Sección 8 

292

Juárez, Chih.- Después de que en el comunicado oficial emitido por el Municipio de Juárez con motivo de la develación de las placas como Maestros Ilustres 2022 si citara entre los logros de uno de los dos docentes homenajeados, el profesor Laurencio Gallegos, la consecución de la Clínica del ISSSTE, varias voces desde el Movimiento Magisterial ResISSSTE- CNTE rememoraron los hechos y precisaron que dicha clínica fue una realidad gracias a la lucha de la base. Recordaron que fue fruto un paro y movilización en las calles por varios días llevados a cabo por su cuenta por docentes juarenses en exigencia de una mejor atención médica y señalaron que la dirigencia sindical y la coordinación regional encabezada por aquel entonces por el homenajeado no sólo no aprobaron dichas acciones de protesta sino que además trataron de deslegitimarlas.

A continuación dos de los comentarios vertidos desde el ResISSSTE  para precisar los hechos:

Juan Morúa Torres:

Conocí a Laurencio, hombre sencillo y disciplinado a la dirigencia del SNTE y al partido PANAL. QDEP.

Hago la aclaración con el respeto debido con la intención de dejar en claro para el magisterio de la frontera que LA CLÍNICA DEL ISSSTE fue un logro de las movilizaciones que sostuvimos los maestros de las diferentes escuelas durante varios días. La dirigencia sindical estatal y regional agacharon la cabeza y fue la indignación y la lucha tenaz que se sostuvo durante el paro lo que permitió esa gran victoria. Si bien es cierto que el compañero Laurencio era el coordinador regional, se opuso a la movilización y ante la prensa sostuvo que no aprobaba el paro y que si  estaba ahí era porque los maestros lo habían   secuestrado.

Rafael Velázquez Hernández:

LAURENCIO GALLEGOS, JAMÁS LUCHÓ POR LA CLÍNICA, es más, fue uno de los principales opositores a la lucha por conseguir ese beneficio para el magisterio juarense. En el otoño del 2003, en diversas escuelas nos enteramos de que la clínica del ISSSTE, la cual se encontraba atrás del hotel Lucerna, había sido removida con el silencio cómplice de la sección 8 y claro está, de la coordinación regional. La clínica la pusieron en una casa abandonada de la 18 de marzo y López Mateos. El malestar del magisterio empezaba a notarse y el comité delegacional de la DI129 encabezado por el prof. Gregorio Martínez Cervantes convocó a otros maestros a manifestarse en contra de ese atropello. Lo demás es historia… cientos de maestros (y al final éramos miles) salimos a las calles a exigir una clínica y la dirigencia sindical seguía brillando por su ausencia. Conforme el movimiento fue agarrando fuerza, los charros del SNTE intentaron deslegitimarlo, es más, el propio Laurencio Gallegos mencionó ante los medios de comunicación que NO ESTABA DE ACUERDO con nosotros y que lo habíamos secuestrado, revisando la prensa de ese otoño podremos darnos cuenta del papel que jugó el «homenajeado» y los charros del seccional. Con marchas, plantones, paro de labores, etc., los trabajadores de la educación sostuvimos el movimiento, este creció en cantidad y calidad, porque conforme éste fue avanzando, nuevas demandas se fueron agregando, como la del no permitir la privatización del régimen pensionario del ISSSTE (ya por esos años se escuchaba).  Con la movilización se logró en primer instancia: Mover la clínica del ISSSTE de esa casona abandonada a unas instalaciones de una maquila desocupada que se encontraba en el Eje Vial Juan Gabriel, mientras se construía la Clínica de Medicina Familiar Paso del Norte que se encuentra ubicada en la Calle Yepomera # 10160 (entre Hacienda del retiro y Hacienda del paraíso. Fracc. Hacienda de las Torres Universidad). Así que atribuirle un logro colectivo a una persona lo considero como un despropósito, porque esto le resta credibilidad a posibles acciones que sí haya realizado de las mencionadas en el texto. En resumen (😂😅😂): la construcción de la Clínica de Medicina Familiar del ISSSTE de Ciudad Juárez, es producto de la lucha combativa de las bases, no por «gestiones» de charros sindicales de cualquier nivel.