Buscarán mañana ATP’s de tercera y cuarta generación en el Congreso de la Unión que se respete su derecho a ser basificad@s; Chihuahua estará presente

1572

México.- El día de mañana en la Ciudad de México una comitiva de Asesores Técnicos Pedagógicos de tercera y cuarta generación de diferentes estados, entre ellos Chihuahua, estarán tratando de gestionar en el Congreso de la Unión que se les haga justicia, se concluya sus procesos  y les sean otorgadas sus claves y basificaciones como ATP, que por derecho les corresponden. Se trata de ATP’s que o bien completaron sus dos años de inducción previo o justo después de la entrada en vigor de la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (LGSCMM), la cual los dejó en el limbo al no haber emitido la autoridad lineamientos para cerrar su proceso inconcluso, a diferencia de lo que ocurrió con cargos directivos y docentes. En el estado de Chihuahua serían alrededor de 60 los ATP’s que se encuentran en esta incómoda situación tras años exigiendo sus derechos adquiridos y certeza laboral.

En la comitiva que acudirá el día mañana a la Cámara de Diputados en busca de ayuda de la Comisión de Educación y los legisladores federales estarán, en representación de todos los compañeros Asesores Técnicos Pedagógicos, las ATP’s Nora Moreno y Marisol Ocón, las cuales laboran en Ciudad Juárez.

En entrevista con la maestra Nora Moreno, ya desde la Ciudad de México, apuntó que a lo largo de la tarde estarán concretando con los compañeros de otros estados la estrategia mediante la que mañana buscarán entablar diálogo con diputados federales sobre “la situación estamos atravesando”. La reunión está prevista para las 11 de la mañana hora de México.

“Estamos pensando en solicitarles los derechos adquiridos que no nos han dado”, aseveró, apuntando que en Chihuahua, por ejemplo, serían unos 60 los ATP’s de tercera y cuarta generación se quedaron en el proceso de inducción y cuyo proceso, para su desgracia, quedó inconcluso con la entrada en vigor de la LGSCMM y que la autoridad nunca emitiera los lineamientos para que el proceso concluyera y obtuvieran  sus claves como ATP y su basificación.

Cabe recordar que con la Ley General del Servicio Profesional Docente tras superar el examen inicial los Asesores Técnicos Pedagógicos pasaban a un periodo de inducción de dos años, al término de los cuales aplicaban otro examen, una vez superado el mismo satisfactoriamente se les daba su base. Así ocurrió con normalidad durante la primera y segunda generación, sin embargo la tercera y la cuarta generación se vieron afectadas por la derogación de la Ley del Servicio Profesional Docente y la entrada en vigor Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros. Literalmente los participantes en estos procesos inconclusos quedaron en el limbo y a día de hoy no se sabe qué va a pasar con ellos.

Aseguró que el objetivo de las gestiones en México no es más que pedir “lo que conforme a derecho procede” y el respeto a sus derechos adquiridos, recordando que a los directivos y docentes que se encontraban en el mismo caso con la entrada en vigor de la LGSCMM a los 6  meses les dieron su base.