Renovación en puerta

72
Booking.com

Por: Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Corren nuevos vientos en el ámbito sindical en nuestro país. Los compromisos establecidos en el marco de los tratados internacionales, tanto de libre comercio (TLCAN) como ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han desarrollado nuevos mecanismos para llevar a cabo la elección de las dirigencias sindicales.

Una de las innovaciones que tienen que ver con un cambio de paradigma laboral, se establece en el método y los mecanismos para las elecciones en donde se modifica aquella vetusta manera piramidal para llevar a cabo las votaciones en donde, en muchos de los sindicatos, se elegían “delegados” quienes eran quienes en realidad podían tomar la decisión con respecto a algunos aspectos, sin embargo, la decisión final era tomada por un pequeño grupo de personas mayormente incluidas por el ámbito local y nacional y en donde podía pesar de manera importante las presiones y los intereses de éstos por encima de los de la mayoría.

En este sentido las recientes elecciones que se han llevado a cabo, específicamente hablando del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se han desarrollado bajo un modelo completamente diferente al de antaño: por medio del voto directo y secreto de cada uno de sus integrantes en la organización sindical.

Es por ello que hoy en día es prudente reflexionar profundamente no solo sobre la necesidad de manifestar la intención del voto que es primordial, sino reflexionar en torno a las figuras que han levantado la mano para dirigir la organización en Chihuahua, su perfil, antecedentes, edad, escritos, pero sobre todo sus acciones previas para ver qué es lo que pueden ofrecer al gremio de la educación.

Resueltamente altamente probable que en los primeros tiempos de este ya muy próximo 2022 se emita la convocatoria correspondiente, por lo que resulta un tiempo por demás prudente para evaluar las opciones, desarrollar una opción y entender que el voto no solo es necesario sino fundamental para los nuevos tiempos que vivimos.

Hoy en día los problemas por los que atraviesa la organización no son pocos y vale la pena explorar algunos de los retos de los cuales esperemos que quienes aspiran a dirigir a la Organización Sindical puedan hablar de ello, a fin de poder tener la oportunidad de revisar sus propuestas para decantar una decisión al momento de emitir el voto.

Algunas de ellas son: democracia al interior, transparencia, propuestas para mejorar las condiciones laborales de los docentes noveles, mejora del sistema de formación inicial y permanente de docentes, mejora de la carrera administrativa, mejora en la calidad del sistema de pensiones, mejora en la comunicación, estructura y organización, mecanismos digitales para la mejora de la participación gremial, solidez del sistema para el ahorro entre muchos otros.

La mejor manera de entender este tiempo es pronunciarnos por la mejora de los mecanismos, por dejar atrás los viejos modos de elección y atender el llamado para descubrir que no es solo una elección más, se trata del futuro de quienes pertenecemos y de quienes se habrán de integrar en los siguientes años a la organización sindical en en el subsistema en la entidad.

Esperemos que lleguen los mejores hombres, las mejores mujeres, quienes por su capacidad, méritos en el servicio, conocimiento académico de la profesión y, sobre todo, capacidad de defensa de los intereses de las y los trabajadores de la educación y sus familias.