A entrarle al Buen Fin!!!

133
Booking.com

Por: Mtra. Rosa Lilia Cardona Muñoz

Con la finalidad de incentivar el consumo interno de nuestra economía que derive en generación de empleos es que el Gobierno Federal y la Iniciativa Privada  están impulsando esta iniciativa del BUEN FIN con ofertas y descuentos, que busca apoyar la economía familiar,  incentivar la actividad del mercado interno y acrecentar el comercio formal respetando los derechos del consumidor, en donde participarán alrededor de 95 000 empresas que se llevará a cabo del 10 al 16 de noviembre del 2021, este año se extendió para evitar aglomeraciones que pongan en riesgo a la población por el covid 19, participarán empresas de abarrotes, automóviles, deportes, electrónica, entretenimiento, hogar, joyería, muebles, línea blanca, ropa, calzado, telefonía móvil, viajes, etc..

En pasados días Raquel Buenrostro Sánchez Jefa del Servicio de Administración Tributaria en una mañanera comentó que hay una Bolsa de 500 millones de pesos en premios, 100 millones  son para los comercios participantes y 400 millones para los consumidores. Para los comercios los premios serán desde $20 000 los generales y hasta $260, 000 pesos. Para los consumidores que utilicen su tarjeta de crédito o débito en los comercios registrados en el Buen fin y que son miembros de la (ANTAD), los premios serán variados para 321 000 personas.

Las tiendas que no entraron al Buen Fin son: Wall Mart, Oxxos, Restaurantes Chili´s, Starbucks que pertenecen al operador Alsea y ya NO son parte de la Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), pero dichas tiendas crearon su propio Buen Fin denominado “El Fin Irresistible” que va del 8 de noviembre al 21 de noviembre.

Y es que este tipo de iniciativas son necesarias para reactivar nuestra Economía, ya estás listo para el Buen Fin???

Ya que recientemente el Inegi  dio a conocer el indicador mensual del consumo privado mercado interior que mes a mes lo emite; el Consumo Privado mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo tanto de origen nacional como importados  sin incluir las compras de vivienda y objetos valiosos, cuando entró nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador en Diciembre del 2018 se ubicaba este índice en 116.2, alcanzó su máximo nivel en marzo del 2020, pero se vino la Pandemia y este indicador disminuyó drásticamente, se recuperó para enero de este año 2021 siendo de 109.2 y  a partir de mayo volvió a descender por el  desempleo y la subocupación.

Aquí en nuestro Estado de Chihuahua de acuerdo al INEGI los principales resultados en el cuarto trimestre del 2020 respecto al mismo período del 2019. La población desocupada (entendida como aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta) se situaba en 65 043 personas y la tasa de desocupación es de 3% de la PEA (Población Económicamente Activa)

Y la población subocupada ( entendida como la población que trabajó 35 horas o menos a pesar de estar dispuesta a trabajar la jornada completa de 40 horas) alcanzó 208 622 personas en el cuarto trimestre de 2020, para una tasa de 12.3% respecto a la población ocupada.

Es importante destacar que la población subocupada se incrementó un 148% en 9 meses durante el 2020 dejando de percibir ingresos, entendiendo la contracción en el consumo privado.

Este consumo  privado, también se le puede denominar demanda agregada es un cortapisa de la inflación, cuando sube la inflación los consumidores sienten que no les alcanza para consumir lo que venían comprando, se reduce su poder adquisitivo, sería muy interesante ver las cifras del consumo derivado  del “Buen Fin”, porque se supone que los comercios tratan de disminuir los precios para incentivar la demanda.

José Luis Romero Hicks en una entrevista que le hacen en un programa de Radio Nacional menciona que “la inflación ha subido, pero la inflación que estamos viviendo es una inflación mundial… “La inflación está más cargada a la oferta, ha habido el problema de las cadenas productivas por ejemplo la industria automotriz con su problema de los chips. Hoy tenemos una inflación que está cargada por el lado de la oferta sin embargo una medicina es tratar de disminuir la demanda basada en deuda,

Se aumenta la tasa de interés para evitar el consumo en exceso y poder detener la inflación, entonces cuando el banco central da la señal de que van a subir la tasa de interés, entonces esto constriñe la demanda y entonces la oferta tiene que responder bajando los precios para poder desfasar los inventarios, lo que se quiere al final de la tarde es que la demanda esté sustentada en deuda.

Pero en este caso la pretensión del BUEN FIN es apoyar la economía familiar ante una rebaja en los precios e incentivar el mercado interno aumentando el Consumo Privado.

Por lo que este “Buen Fin” es una oportunidad de adquirir los bienes Duraderos y No Duraderos comparando precios, buscando ofertas, no cayendo en trampas de comprar a meses sin intereses con tarjetas de crédito con altas tasas de interés, comprar únicamente lo necesario sin endeudarse.

CONTRIBUYENDO A REACTIVAR LA ECONOMÍA…VAMOS AL BUEN FIN!!!