Promoción Horizontal, ¿en qué lugar quedaste?

756
Booking.com

Por: El Tábano

Pregunta obligada en los pasillos de las escuelas y en las redes sociales. Incertidumbre, estrés, hartazgo, enojo, ira y quien sabe qué más sentimientos o estados emocionales padecieron miles de trabajadores de la educación en Chihuahua desde días previos al tan mentado 11 de octubre, día en que la USICAMM tenía que anunciar sus listados de la promoción horizontal.

Llegó el 11 de octubre y como es de esperarse, la USICAMM no publicó sus listados en horas “prudentes”, lo cual aumentó en los trabajadores de la educación los sentimientos anteriormente enlistados.

El anuncio ya estaba dado: ¡ya están las listas en la plataforma! Y empieza el viacrucis magisterial de cada proceso, únicamente los más suertudos logran conocerlas. Corajes con el dispositivo, con el servicio de internet, con el FUCHICAMM, con la SEP y con todo el mundo porque los simples mortales no podían calcular sus esperanzas de ser tocados con los dedos del amplio reconocimiento gubernamental de la promoción horizontal (porque el lugar de prelación sí se podía conocer muy fácilmente).

Pero para que no sufran y empiecen a realizar sus cálculos, aquí se les comparten algunos datos de lo que fue la Promoción Horizontal en Chihuahua. Saquen un cuaderno, borrador, lápiz o calculadora y a realizar números o a “vender los quesos antes de tener a la gallina” (soñar).

Dicen conocedores en la materia, que por cómo evolucionó Carrera Magisterial y el programa que la sustituyó (el de las KK´s), se “estima” que únicamente entre el 20 % (los más conservadores) y el 30% (los que hacen cuentas alegres) serían los trabajadores que estarían siendo invitados a formar parte de los privilegiados beneficiarios del estímulo a la Promoción Horizontal, así que a ¡echar números!

¿Murieron sus esperanzas o aún siguen en pie? Recuerden que todavía falta que en cada listado se formen los grupos A, B y C; que de esos listados se eliminen a los docentes que participaron en la Promoción Vertical y que ya optaron por ella; que se eliminen a los docentes que pueden tener problemas con sus documentos, etc., por lo tanto, la incertidumbre persiste, mínimo, hasta el próximo mes.

Cientos de interrogantes saltan al revisar los números, pero la más importante: ¿hasta dónde llegará el presupuesto?

Muchos docentes, analistas, críticos, investigadores, etc., mal pensados todos, dicen que el USICAMM no funciona y aquí se sostiene lo contrario. Funciona tan bien que únicamente debemos ver que ocurre alrededor de los docentes. Todos los participantes en el programa peleando por la misma zanahoria, esperando que al compañero le vaya mal en el proceso porque ese es un obstáculo menos, no hay reflexión colectiva sobre el cómo hacer que el trabajador de la educación sea retribuido económicamente como su labor lo exige, peleando todos contra todos, y no falta aquel docente que termina justificando al patrón: “para no quejarme, debo estudiar más para el próximo proceso y obtener buena puntuación”

¿Esto es lo que se merece el magisterio? ¿esto es la revalorización de la que tanto alardean las autoridades? ¿para ganar unos cuantos pesos más es necesario pasar sobre un compañero?

En noviembre, tal vez, cuando se den los números oficiales, sea buen momento para pensar en cómo debería ser una buena revalorización de la profesión, pero no de palabra, sino en los hechos constantes y sonantes.

Agurrrrrrrrrrr…

P.S. Se comparten todos los listados del estado grande, “nomás” píquele a este enlace: LISTAS CHIHUAHUA ESTATALES Y FEDERALES
https://drive.google.com/drive/folders/1gs9M_Abu7eXWangBaJ5_OTQ2ibiQbQSG?usp=sharing

¡ESTOS PROGRAMAS «ZANAHORIA», NO COMBATEN LA PRECARIEDAD LABORAL EN LA QUE SE ENCUENTRA EL MAGISTERIO!