Eliminemos USICAMM

189
Booking.com

Por: Profr. Fernando Alvarez Montoya

Atentatoria la nueva Ley General para la carrera de los Maestros y Maestras mejor conocida como USiCAMM desvanece completamente la posibilidad de que al interior del aula los maestros mejoren su práctica educativa y que, estas impacten en el desarrollo de la inteligencia de los educandos y, que además promuevan una educación horizontal, incluyente, democrática que desarrolle el pensamiento crítico de los alumnos.
Inadecuada, antipopular, nada-democrática; antipedagógica y vertical atenta contra lo más sagrado de nuestro Sistema Educativo Nacional, nuestros alumnos, porque no son tomados en cuenta. No existen. Agresiva también, violenta los derechos laborales de los maestros porque impone normas -casi imposibles de alcanzar- para su promoción y mejora en su salario.

Instrumento apto creado por el Estado (SEP) que guillotina las aspiraciones de mejora laboral y promoción del magisterio nacional.

Herramienta con la que la SEP desvinculó y desligó casi en su totalidad al magisterio nacional de la lucha disidente, callejera e histórica por alcanzar mejoras salariales y democracia sindical. El ¡Basta ya! Aumento salarial y Democracia Sindical, fueron las principales banderas de lucha con las que el magisterio nacional, disidente y del sur del país logró las prestaciones laborales hoy perdidas. El magisterio del norte ha sido más disciplinado (charro) e institucional. De la misma forma las secciones sindicales del norte son las más charras del país, entre ellas, la que más destaca es la sección 42. Considerada la joya del charrismo sindical.

Esta nueva ley USICAMM omisa, displicente, excluyente, pervierte y confronta al colectivo magisterial qué, como al conejo (maestro) le amarran en la cabeza un palo con una zanahoria al frente y el maestro empieza una intensa carrera por alcanzarla. Este hecho de confrontación permanente de alcanzar la ˜zanahoria˜ significa incremento en su salario pero; desvincula al maestro de la lucha, de la academia y del aula. Lo anterior, no mejora ni impacta en su práctica docente. Como corolario, obstaculiza la mejora de los aprendizajes de los niños y convierte y pervierte el hecho académico en una práctica mediocre; porque el maestro vive en un estrés permanente por la búsqueda de un salario justo que le permita vivir con dignidad y decoro.

Mala copia al carbón de la Ley General del Servicio Profesional Docente (LGSPD) de la promovida de Peña Nieto que más que Reforma Educativa, era una Reforma Laboral. La nueva Ley General para la carrera de los Maestros y Maestras (USICAMM) es un símil caricaturesco que sólo le quitó lo punitivo a la anterior y le sumo lo agresivo ya que violenta flagrantemente los derechos del maestro que le son inalienables, inherentes constitucionalmente. Usicamm hipnotiza a los maestros que acceden a esta ya que contraría a ley – Constitución- porque delimita sus alcances ya que sólo pocos, muy pocos alcanzaran la ˜zanahoria˜.

Sin defensa, engañados los maestros de recién ingreso mal llamados ³noveles³ están en el limbo. Incertidumbre laboral total, salarios misérrimos y trabajo excesivo. Olvidados, postrados e injustamente desconocidos son los pretendidos actores educadores a los que la SEP les exige dar; no una educación de calidad. Les exige dar una educación de excelencia. ¡pamplinas!

Lo anterior evidencia sin duda, las fallas enormes de USICAMM y por qué debe de desaparecer. Qué hacer para recuperar los derechos laborales perdidos? Cómo lograr avanzar en la concreción de un proyecto alternativo digno de mejora salarial y educativa. Como propuesta, sugeriré que es urgente la unidad… la lucha, la organización de los maestros de nuevo ingreso para que retomen las banderas del pasado… ¡Democracia sindical! ¡Aumento salarial! Sin luchas, no hay conquistas.