Colegio Hebreo Monte Sinai crea programa para conocer estado socioemocional de sus alumnos tras pandemia de Covid-19

56

· “Come Back” es un programa referente para otros colegios, ya que le ofrece información sobre el estado socioemocional de los alumnos.

· Servirá para que los tutores del Colegio pueden tener información del alumno y así brindarles un excelente acompañamiento durante el ciclo escolar.

CDMX.- El Colegio Hebreo Monte Sinai (CHMS) dio a conocer el programa “Come Back”, el cual busca conocer estado socioemocional de los estudiantes tras enfrentar los desafíos que plantea la pandemia de Covid-19.

Desafortunadamente, la pandemia ha afectado a miles de familias y estudiantes debido a las separaciones, divorcios o hasta fallecimientos de seres queridos, lo que ha impactado en la salud mental de adultos y menores, por lo que este proyecto pretende conocer el perfil emocional de los alumnos y dar un acompañamiento certero y personalizado a cada uno de ellos.

“Para nosotros, nuestros alumnos no son una matrícula más; son únicos e irrepetibles, por lo que partiendo de esa premisa, construimos algo que se llama Perfil Integral del Alumno (PIA), lo que nos ayudará a conocer las necesidades mentales de los estudiantes”, explica Daniel Smeke, director del Colegio Hebreo Monte Sinai y académico de la Universidad Iberoamericana.

Proyecto integral: “Come Back”

Este proyecto surgió al finalizar el ciclo escolar enfocado en la preparación del siguiente que inicia el próximo 16 de agosto de 2021. En ese sentido, el CHMS realizó un esfuerzo importante de un equipo de cerca de 22 personas que conforman el Departamento de Atención Integral del Alumno entre los que se encuentran pedagogos, educadores y psicólogos.

Una de las primeras fases de este programa consistió en realizar entrevistas a cada papá o mamá para preguntarles cómo habían vivido la pandemia, así como sobre las dinámicas familiares y, sobre todo, cuáles eran sus expectativas hacia el regreso de clases presenciales.

A partir del análisis de cada alumno se tomarán decisiones en tres dimensiones:

· Atender las necesidades particulares del alumno

· Considerar y darle seguimiento a las necesidades del grupo al que pertenece el alumno

· Atender a la generación a la que pertenece el estudiante

También se aplicó un examen PNA, que es un examen cognitivo de conocimientos que tienen que ver con la edad cronológica a los alumnos de primero de primaria y tercero de secundaria para saber cuál es el estado académico en el regreso a clases con la finalidad de tomar las decisiones adecuadas.

Durante el periodo vacacional se procesó la información para que los padres de familia, con sólo dar un clic, puedan acceder a un resumen de los aspectos más importantes del estudiante enfocados en la parte socioemocional y académica.

Este programa fue aplicado a aproximadamente 3000 padres de familia de nivel primaria y secundaria, mediante entrevistas de alrededor de 30 minutos.

Con esto, los papás tienen la garantía de que son tomados en cuenta y que tienen voz en relación a sus expectativas en este próximo regreso a la escuela.

“No es una boleta de calificaciones estamos hablando de los retos, miedos y cómo los han enfrentado los estudiantes”, destaca Smeke sobre el proyecto.

Este programa es uno de los grandes diferenciadores del colegio para el inicio del ciclo escolar, el cual duró un mes completo para poder re-identificar a los alumnos y a partir de eso construir un perfil integral.

El parteaguas para nuevos proyectos y decisiones

“Come Back” establece los precedentes para que el Colegio integre nuevos proyectos enfocados en las nuevas necesidades de toda la comunidad educativa buscando adaptarse a los nuevos retos que plantea la pandemia de Covid-19.

“A partir de ahora cada tutor educativo del Colegio tendrá la responsabilidad de informar al padre de familia sobre los avances o retrocesos, comportamientos, conductas de sus hijos al regreso a clases”, asegura el directivo.

Es de resaltar que los acompañamientos del personal del colegio son personalizados y están enfocados en dos de los aspectos más importantes en la formación de un ser humano: la parte académica y socioemocional.

“Es la bandera de salida hacia un acompañamiento de 200 días que vamos a tener en el siguiente ciclo escolar y que cada tutor acompañará para tener un exitoso ciclo escolar”, concluyó Smeke.