USICAMM: Ustedes muy bien!

220
Booking.com

Por: Profr. José Luis Fernández Madrid

Una vez publicados los resultados del concurso de Promoción Docente para ocupar los cargos de Dirección y Supervisión en el nivel básico, por cierto, el primero de los convocados por la autoridad responsable de los mismos, se desnuda la inoperancia, la incapacidad y la desastrosa forma en que la Unidad del Sistema para la Carrera de los Maestros y las Maestras tiene para “revalorizar” a los y las docentes.
USICAMM lo está haciendo muy bien, está demostrando muy bien que desde esta primera evaluación, el combate jurídico ante sus injusticias puede iniciar, con altas posibilidades de triunfo legal para los participantes que decidan exponer las violaciones a la normatividad y a la convocatoria expedida, ejecutadas por los irresponsables de su administración y evaluación.

Son un cúmulo de fallas y omisiones las presentadas al asignar una calificación a los participantes, desde la no asignación de puntaje a quienes presentaron debidamente, en tiempo y forma su título de Maestría y Doctorado demostrando con ello su preparación, la falta de valoración para aquellos maestros que trabajaron en zonas de alta marginación, hasta la supuesta “copiadera” en el examen de Habilidades Docentes “descubierta” por un algoritmo computacional.

La autoridad lo está haciendo muy bien; si por las vísperas se sacan los días, está marcando la pauta desde ya para que los concursantes en los procesos de Admisión y de Promoción Horizontal se preparen con sus mejores armas legales para enfrentar una batalla, pues con seguridad, ante lo visto, se presentarán aún más fallas, desatenciones, irregularidades y demás situaciones anómalas en perjuicio de aquellos y aquellas docentes y aspirantes a serlo.

Si esta es la forma en que se pretendía revalorizar la función magisterial ¿Qué podemos esperar si no se quisiera hacerlo? Es inconcebible el menosprecio demostrado, la insensibilidad manifiesta y la falta de capacidad para conducir un proceso determinante para la estabilidad laboral de los maestros y maestras.

Tomar a la ligera los procesos que definirán no solo el futuro de los seres humanos intervinientes en ellos sino desestabilizar el aspecto académico –administrativo de los centros escolares debido al descontrol de la autoridad no parece ser la fórmula para arreglar los asuntos que repercuten en los estudiantes.

Insisto: lo están haciendo muy bien, tan bien para que hablen mal de ustedes, pues cuando el profesorado habla del USICAMM lo relacionan con la palabra incompetencia.