La actualización de los libros de texto debe ser realizada sin prisas, por expertos y garantizar neutralidad en su contenido: Coparmex

169
  • La revisión de los textos escolares es un proceso muy delicado y no puede
    realizarse de forma apresurada.
  • Su contenido debe mantener la neutralidad para evitar cualquier sesgo.
  • Formación cívica, ética, así como prevención de acoso escolar, respeto al
    medio ambiente y derechos humanos, temas que se deben incluir en
    educación básica.

CDMX.- Ante la convocatoria emitida por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en
marzo pasado para hacer un rediseño exprés del contenido y la imagen de los libros
de texto gratuitos de nivel primaria para el ciclo escolar 2021-2022, desde la
Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) hacemos un
llamado a las autoridades educativas para que se integre un grupo de expertos en
la materia, que, bajo un análisis profundo, lleven a cabo esta tarea en los tiempos
adecuados.

Resulta por demás preocupante que en el documento emitido, en el que se
establece que no habrá remuneración económica para los participantes en estos
trabajos no se especifica la profundidad del rediseño -que se anticipa, deberá tener
una visión humanista- ni se aclara qué elementos se incluirán y cuáles se eliminarán
en la integración final de los textos.

Para Coparmex es primordial que se privilegie la transparencia; por ello, no aportar
información sobre qué especialistas integrarán los comités evaluadores, ni de qué
consta la capacitación que recibirán los participantes sobre las variables que se
deberán tratar en el diseño de los materiales educativos es alarmante por el sesgo
ideológico o temático que podría incluirse en los libros de texto que deben mantener
su neutralidad.

Coincidimos con lo expresado por la Asociación Mexicana de Profesionales de la
Edición, en que, por lo delicado del tema, cualquier modificación a los libros de texto
gratuito se debe realizar bajo un esquema que respete los tiempos que lleva un
proceso como éste, que además debe ser liderado por especialistas con
experiencia en la materia, con claridad de qué es lo que se pretende cambiar en
cuanto al contenido e imagen de los libros y cuál será el alcance de estos cambios.

Estamos a favor de la actualización permanente de los materiales educativos
porque eso beneficia a los niños y jóvenes, no obstante, creemos que es riesgoso
cambiar los libros de texto gratuitos por medio de convocatorias apresuradas y sin
un análisis ni un debate previo entre especialistas que dé respuesta particularmente
a la contingencia actual.

Además del llamado a que este proceso sea liderado por especialistas, en
Coparmex proponemos que se retomen y fortalezcan elementos que se han perdido
en la educación básica, como por ejemplo la formación cívica y ética, y que se
incluyan temas actuales como la prevención del acoso escolar, la preservación del
medio ambiente y los derechos humanos.

Es importante también que, con el objetivo de robustecer el desarrollo de
habilidades en la niñez y la juventud, desde el Sistema Educativo Mexicano se
considere promover que los contenidos educativos fomenten la innovación y la
educación de vanguardia en materia de ciencia y tecnología, factores que incidirán
para elevar la calidad académica y profesional de nuestro país.