Unir lo divergente, tarea urgente

610
Booking.com

Por: Profr. Fernando Álvarez Montoya

De las 56 secciones que tiene el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE, la sección 42 es considerada la más charra – (término peyorativo con el que conoce a los dirigentes sindicales que traicionan a sus agremiados)- por los compañeros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE y el magisterio nacional disidente en su conjunto. No es atrevido decir, que en la sección 42 “NUNCA” en su historia ha permeado la democracia; el cochupo, el dedazo, la línea y el sometimiento a través de canonjías y prebendas, han sido y son práctica común de los dirigentes caciquiles y corruptos para someter a un magisterio despolitizado. El temor para enfrentar a una dirigencia insensible y arbitraria vive y late en miles de maestros (as) estatales.

El Sindicato nacional, SNTE y en lo particular –que es nuestro caso- la Secc. 42 son rémoras malignas, corrompidas, cancerosas adheridas al Sistema Educativo Nacional que, “le han hecho un daño inconmensurable al magisterio nacional, a la educación pública pero, sobre todo a la niñez mexicana”. No es desmesurado asentir el subrayado y entrecomillado, pero existe todo un tratado en el que se demuestra que lo anteriormente afirmado es totalmente cierto.

La lucha por democratizar el Sindicato Nacional por parte de los compañeros democráticos y disidentes de la Coordinadora Nacional ha sido larga (41 años) e insumisa. Su lucha permanente y su bandera principal, es y ha sido el reclamo histórico de: Democracia Sindical.

Pretender que dirigencia sindical promueva alguna acción que defienda los intereses de los trabajadores de la educación agremiados a la secc. 42 es de ingenuidad extrema que raya en la estulticia. Sumisa y esclava ante el ejecutivo estatal no promoverá ninguna acción, demanda o lucha genuina. Hacerlo les moverías el tapete, ellos sí, no son ingenuos. No se auto – flagelaran. La reciente “Caravana de la estafa” es muestra del contubernio falaz e inicuo que existe ante el Gober golfista amante de los paseos por las nubes y un líder “Charro Avitia” traidor e inepto. Ambos se cuecen en el mismo caldo. El acarreo reciente realizado por la dirigencia sindical de cientos de maestros me hicieron recordar viejas luchas del pasado en el cual acuñe esta analogía: me imagine; -a cientos de pollos aplaudiéndole al general Sanders de Kentucky Fried Chicken porque los está hirviendo-. Ingenuidad o complicidad. No lo sé.

La traición es el común denominador del uno y el otro. Uno, gran demagogo que traicionó a la sociedad chihuahuense y el otro al magisterio del estatal de la Secc. 42. El silencio cómplice del gobierno del estado ante las anomalías, tropelías y marrullerías que comete la dirigencia sindical es prueba de ello y, que ha permitido que los dueños del sindicato vivan como reyes y miles de maestros (noveles) como mendigos.

El sometimiento a través de dadivas muy sustanciales ($$$) a incondicionales y migajas para los más abyectos – es o era- el instrumento con el que la dirigencia de la Secc. 42 compró conciencias. Lo anterior fue práctica cotidiana. La compra de voluntades y el amago ha sido y es el instrumento con el que los dueños, amos y señores del sindicato hacen y deshacen conjuros a su libre arbitrio.

Existe la creencia en gran parte de los maestros(as) estatales -activos y jubilados- de que existió en el pasado una combativa Secc, 42. Desde mi muy personal óptica esto es un, -”déjà vu”-. Un sueño guajiro. Al igual, me pregunto: Cómo se pretende dignificar al magisterio si este con su silencio cómplice permite que unos rufianes le pongan la “pata en el cuello”?

Las prestaciones hoy perdidas, que tranzaron el actual y el pasado dirigente de la Secc.42 y que, les fueron arrebatadas a los maestros (as) en activo diré: que en el pasado; con quien las negociaban?… – (las prestaciones)- pues si ellos eran autoridad. En el Departamento de Educación eran; la simbiosis perfecta – Sindicato Gobierno-; o más bien: PRI sindicato – PRI gobierno. Existen miles de testimonios – entre ellos el mío- de que nada se movía en el sistema educativo estatal si no era fiscalizado y aprobado por la dirigencia sindical. Así fue…aunque usted no lo crea.

Pero que hacer, ante tanta disyuntiva? Primero, sin duda es tarea urgente, unir lo divergente. La chispa esta prendida y la unidad es prioridad. Para avanzar en la consecución y cristalización de un sueño es necesario democratizar todas nuestras acciones para lograr democratizar nuestra casa sindical.

La propuesta convocar a una Asamblea Estatal en el que quepan todos y todas las voces representativas de los maestros y maestras que luchan por un bienestar que nos sea común a todos. Es urgente, Una reunión magisterial que plantee nuevas y diferentes formas de lucha. Tales como: la huelga, la creación de un Sindicato alterno y las denuncias penales por enriquecimiento ilícito, Todo lo anterior estará dentro de la legalidad, Si se puede.

La unión sin duda, hace la fuerza. Unidos venceremos.