Se comprometen directivos del ISSSTE con el ResISSSTE a regularizar atención de médicos especialistas, medicina familiar, cirugías y surtir medicamentos urgentes; Solicitan un hospital y una clínica más para la capital

1679
Booking.com

-El ResISSSTE propone trasladar las oficinas administrativas a la antigua tienda del ISSSTE para ahorrar 3.6 millones de pesos de la renta de las actuales, que podrían destinarse a atender otras necesidades existentes

-Acuerdan realizar reuniones por regiones para atender deficiencias y faltantes existentes

Chihuahua, Chih.- En la que es ya la tercera reunión consecutiva en los últimos meses, directivos del ISSSTE se comprometieron con integrantes del Movimiento Magisterial ResISSSTE- CNTE del Estado de Chihuahua a regularizar en un par de semanas el servicio de consultas con especialistas, dar respuesta en una semana a los casos urgentes de medicamentos faltantes, buscar soluciones para la contratación de personal médico y de enfermería, así como mejorar las condiciones para obtener las citas médicas acabando con las inhumanas filas durante toda la madrugada. Asimismo, los integrantes del ResISSSTE les solicitaron gestionar ante la Dirección General en México que para el 2022 ya se pudieran contemplar recursos para habilitar o construir un nuevo hospital y una nueva unidad de medicina familiar en la capital del estado, además de proponer el traslado de las oficinas administrativas del ISSSTE a las instalaciones de la antigua tienda de la institución para ahorrarse la millonaria renta que pagan por las actuales, 3 millones 600 mil pesos al año, dinero que se podría destinar a atender éstas y otras deficiencias que existen en las diferentes regiones.

Tras una primera reunión el pasado 19 de noviembre y una segunda el 9 de diciembre, hoy jueves integrantes del movimiento ResISSSTE-CNTE de Chihuahua se reunieron de forma virtual con funcionarios de la Delegación del ISSSTE, entre ellos Ramiro Alvídrez y el Doctor Martín Mendoza, responsables del área Administrativa y Médica, respectivamente, así como con un representante del Director de Normativo de Salud, el Dr. Fiacro Jiménez, quien es subdirector nacional de Regulación del ISSSTE.

Desde el ResISSSTE señalaron que desde antes que iniciara la emergencia sanitaria por el COVID-19 ya observaban una gran cantidad de problemas, que se recrudecieron con la llegada de la pandemia.

Por ejemplo, apuntaron que 90 personas entre médicos y enfermeras tuvieron que resguardarse por pertenecer a un grupo vulnerable frente a la enfermedad, mientras que en el Hospital General Lázaro Cárdenas de la capital renunciaron seis médicos intensivistas y de atención de COVID-19 por agotamiento y estrés seis renunciaron y otros dos renunciaron porque no aceptaron traslado al Hospital de Delicias destinado íntegramente a la atención de esta enfermedad.

Agregaron que la sobresaturación de los hospitales con pacientes COVID hizo que el servicio del ISSSTE se resintiera en todas las regiones.

Asimismo, en la reunión se abordó la problemática existente con las consultas de medicina familiar, debido a la poca capacidad de la clínica de la capital y la existencia de demasiado derechohabientes, lo cual hace que las apenas 30 consultas diarias resulten del todo insuficientes.

De igual modo, expusieron que los sistemas para apartar consultas por teléfono o internet no sirven, ante lo cual al derechohabiente sólo le queda hacer fila desde las 3 o 4 de la madrugada para alcanzar una de las 30 consultas.

Denunciaron que se redujo la cantidad de consultas por la falta de médicos y que, con la pandemia, el ISSSTE suspendió la gran mayoría de consultas con especialistas. Ello, apuntaron,  provocó un rezago y problemas graves en compañeros que requieren de un seguimiento continuo por parte del médico especialista y de surtir medicamentos, sobre todo los que padecen una enfermedad crónico- degenerativas

En el Hospital General Lázaro Cárdenas relataron que actualmente hay varios problemas, empezando por la limpieza. Los directivos habrían señalado que este servicio está adjudicado a una empresa externa, que no cuenta con el suficiente personal y muchos  de ellos son personas mayores que se tuvieron que resguardar por la pandemia. A este respecto, desde el ResISSSTE afirmaron que la empresa estaría incumpliendo con el contrato que firmó con el ISSSTE y que la institución podría estar padeciendo los efectos de haberse pretendido ahorrar dinero contratando a esta empresa y no a otras.

Pero los problemas no quedan ahí, ya que añadieron la falta incluso de equipos, sábanas, camillas, cómodos, sillas de rueda, incluso sillas para acompañantes de pacientes.

En las regiones, desde el ResISSSTE manifestaron que existe una fortísima queja por la falta de medicamento. Apuntaron que desde México se dio una crisis de desabasto de medicamentos con alrededor de 170 claves que no estaban siendo surtidas, algunas de ellas de medicamentos muy necesarios de alta especialidad, oncológicos y de enfermedades crónico- degenerativos.

Respecto a la falta de personal médico y enfermeras, desde la organización magisterial refirieron que hay plazas, pero no hay interesados en ocuparlas porque el ISSSTE paga ostensiblemente menos que otras instituciones de salud.

Compromisos de los directivos y peticiones

Participantes en esta reunión dieron a conocer que las autoridades del ISSSTE se habían comprometido con el ResISSSTE en varios de los puntos. Una de ellas pasa porque el rezago de especialistas, medicina familiar y procedimientos quirúrgicos deberá abatirse en próximos días – los especialistas ya sea de forma presencial o con telemedicina- con la “desreconversión” de los hospitales de Delicias, Chihuahua y Juárez. El de Delicias, que era exclusivo para COVDI-19, pasará a ser mixto, mientras que en los de Chihuahua y Juárez se reducirá el área destinada a la atención de esta enfermedad aprovechando el descenso de contagios y pacientes. Con esta desreconversión se espera que el resto de servicios se empiecen a regularizar.

Sobre los medicamentos, los directivos aseguraron que ya se tiene una gran cantidad de ellos en el Centro Nacional de Distribución y que si bien aún siguen faltando hay un gran avance y está resolviéndose una gran cantidad del rezago.

El subdirector nacional de Regulación, Fiacro Jiménez, solicitó al responsable médico de Chihuahua un listado con las claves que faltan en la entidad para atender su surtimiento de manera urgente desde México, así como que desde el ResISSSTE le pasen los casos especiales tramitados por ResISSSTE de medicamentos urgentes, comprometiéndose a resolverlos en una semana.

Asimismo, refirieron que Jiménez manifestó que ya se habría arreglado la recontratación de médicos para la atención de COVID-19.

En otro orden de cosas, respecto a las consultas de medicina familiar, desde el ResISSSTE pidieron a la Dirección General en México que ayude a la Delegación facilitando un despachador de turnos, así como que los pacientes puedan estar dentro de las instalaciones para hacer su cita y no tengan que estar a la intemperie soportando las bajas temperaturas.

Los responsables de la Delegación se comprometieron a mejorar el proceso consulta con los especialistas, ya que muchas veces estos convocan a la misma hora a todos los pacientes y buscarán implementar un sistema para que cada derechohabiente cuente con una hora previamente establecida.

Advirtieron de un problema “gravísimo de presupuesto”, ya que la Delegación del ISSSTE de Chihuahua tendrán para 2021 un presupuesto 15 por ciento menor que el de 2020, ya que contará con 134 millones de pesos frente a los 154 millones de 2020, ejercicio en el que además se acumuló un adeudo de 20 millones que por presión de derechohabientes y el ResISSSTE ya se saldaron.

Ante las necesidades imperiosas de infraestructura, ya que ni el Hospital General Lázaro Cárdenas ni la unidad de Medicina Familiar de la capital dan abasto, desde el ResISSSTE insistieron en que se requiere otro hospital y otra unidad de medicina. Necesidad que plantearon y que pidieron que los directivos trasladaran a la Dirección General para que en 2022 se vaya trabajando ya con recursos destinados y etiquetados para ello.

Además, propusieron habilitar el edificio donde estaba la vieja tienda del ISSSTE, en  el bulevar Ortiz Mena, hoy inutilizado, como sede de las oficinas administrativas, lo cual permitiría dejar de pagar los alrededor 3 millones 600 mil pesos anuales de renta que se pagan por las instalaciones de la sede actual en el Parque Industrial Las Américas. Dinero este, que se podría destinar a otros fines y repercutirían en la mejora del servicio a la derechohabiencia.

Ya que cada región cuenta con sus particularidades, los compañeros del ResISSSTE y los directivos del ISSSTE acordaron tener en adelante reuniones regionales. La próxima semana programando la primera, correspondiente a la Región Sur, en la que participarán responsables de Parral, Guachochi, Jiménez, Guadalupe y Calvo, entre otros, y a la que le sucederán reuniones en otras regiones.