Denuncian deposición de escombro en la ribera del río San Pedro por parte de la Presidencia Municipal de Meoqui

531
Booking.com

Meoqui, Chih.- Este pasado domingo 22 de noviembre la organización Vida en el río San Pedro, un grupo de ciudadanos dedicados a la difusión de la biodiversidad del Humedal y a limpieza cada sábado, denunció con fotos y videos la colocación de escombro en la ribera del río San Pedro, Meoqui.

La considerable cantidad de escombro fue depositada en el área llamada “Los Laguitos”. El escombro consiste en concreto y tierra, probablemente retirados de la reparación de calles del municipio. La deposición de escombro se colocó progresivamente antes de su denuncia en las redes sociales.

El lunes 23 de noviembre se entregó un oficio por vía electrónica a María del Refugio Silva Uranga, Directora de Desarrollo Urbano y Ecología, para solicitar información y la remoción del escombro, sin que a la fecha de la publicación de este boletín haya emitido respuesta alguna.

El río San Pedro, desde la porción de la Presa Francisco I. Madero, en Rosales, hasta su convergencia con el río Conchos, en la localidad de Los García, Meoqui. fue denominado Humedal de Importancia Internacional por la Convención Internacional de Humedales Ramsar por prevenir inundaciones y proporcionar un hábitat ideal a especies de aves durante su ciclo de vida, como la migración de verano o invierno.

En la actual versión Programa de manejo de Sitio Ramsar No. 2047, aún sin publicarse para la comunidad, la actual Administración Municipal establece que en la zona de la ribera están prohibidas las actividades de:

-Arrojar, verter o descargar cualquier tipo de desechos orgánicos e inorgánicos, residuos sólidos o líquidos, o cualquier otro tipo de contaminante,

-Interrumpir, desviar, rellenar o desecar flujos hídricos o cuerpos naturales de agua Modificar corrientes de agua, acuíferos y cauces naturales de aguas permanentes o intermitentes.

La deposición de escombro se establece en distintos grados en cada una de las actividades mencionadas, siendo una contradicción con el programa de manejo elaborado por la Administración Municipal, además de la contaminación visual y daño al patrimonio ecológico del municipio.