Otra revolución

147

Por: Rosalío Morales Vargas

¿Qué rasgos contendrá la potente marejada?
¿Será emancipadora, colmada de alegría?
¿Advendrá en avalanchas a despertar conciencias?
¿Será revolución de creaciones infinitas?

Se pone en movimiento la rueda de la historia,
rebasa las inercias y la monotonía,
un haz de voluntades con furia se avalanza
y rompe el viejo orden feroz y de rapiña.

Magia, furor y luz en oleadas fulgurantes,
enormes contingentes de masas insumisas,
ideales tempestuosos en busca de horizontes
liberan de opresiones e impiden la perfidia.

Indóciles mujeres no admiten ataduras,
combaten codo a codo, no ven otra salida,
reclaman con denuedo igualdad sin concesiones,
derriban las estatuas ingratas y sombrías.

Por llegar el momento de grandes cataclismos,
torbellinos sociales con fuerza se avecinan,
no son locas quimeras los sueños libertarios
si a la exclusión increpan con lúcida energía.

Un tumulto de voces a pasos presurosos
se escuchan en sonoros compaces de armonía,
desde muy lejos vienen en ráfagas airadas
concierto en aluviones en nuestra tierra herida.

Otra revolución se acaricia en lo lejano,
que mire a lo sublime, heróica y distinta,
que redima a los pueblos, destruya el egoísmo,
amalgama de lucha, ternura y poesía.