Octubre

265

Por: Rosalío Morales Vargas

En el andén de la melancolía
octubre se despide.
En su mochila carga
la luna llena y un bagaje
de pesadumbre por los sueños postergados,
por la utopía que se distancia
sin lograr darle alcance de inmediato.

La travesía es prolongada
y el vértigo del tiempo es un tirano
que en una encrucijada nos coloca:
la del lamento por lo arduo de la cuesta
o la que escoge combatir por otro mundo.

Andar a contraviento sin descanso
por muy lejano que se aprecie el horizonte;
apretando el paso
lo remoto aparece a nuestra vista,
lo fragil se convierte en fortaleza,
lo complicado en asequible.

Se acerca la locomotora a los andenes,
el brío de su empuje
realidad hace a las quimeras
y en la noche de otoño
con luna llena se despide octubre.