Analizan gobiernos de Juárez, El Paso y Las Cruces situación por COVID-19

101

Ciudad Juárez, Chih.- Con el objetivo de compartir información de la situación que guarda la contingencia de Coronavirus COVID-19 en ambos lados de la frontera y establecer acuerdos que ayuden a superar el incremento de contagios por la enfermedad, en representación del Alcalde Armando Cabada Alvídrez, el administrador de la Ciudad Víctor Ortega Aguilar, participó en una reunión de trabajo con el mayor de El Paso, Texas, Dee Margo y Ken Miyagishima, mayor de Las Cruces, Nuevo México.

A través de una videoconferencia, los participantes narraron sus experiencias positivas y negativas para atender la situación, coincidiendo en que las próximas dos semanas de la contingencia serán críticas, debido a que la capacidad hospitalaria se encuentra excedida en ambos lados de la frontera y dicho lapso será muy importante para tratar de contener los contagios de COVID-19.

Por ello, los participantes acordaron insistir en la concientización de la ciudadanía sobre la importancia del uso de cubrebocas y limitar la movilidad urbana.

Se habló sobre el toque de queda en la ciudad de El Paso, Texas, el cual es complementado con la restricción de movilidad implementada en Ciudad Juárez de 10 de la noche a 6 de la mañana, la iniciativa para cerrar restaurantes y comercios no esenciales, limitar las fiestas y reuniones familiares, así como la limpieza profunda o sanitización de áreas públicas, comentó.

También se dio seguimiento a la carta enviada al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, se analizaron las implicaciones a la economía y se coincidió en que es necesario limitar los viajes no esenciales en ambos lados frontera sin que se cierre el comercio internacional, esencial para las actividades económicas de las tres ciudades.

Finalmente, se acordó que habrá de llevarse a cabo una reunión de seguimiento el próximo jueves, así como establecer estas reuniones los lunes a las 8 de la mañana.

El funcionario hizo un llamado a la comunidad fronteriza para que tomen conciencia de la situación que vivimos, pues aún y cuando compartimos situaciones familiares, cultura y costumbres, se debe insistir en limitar las reuniones y la movilidad, pues se ha detectado que estos eventos son los que propagan los contagios de la enfermedad.

En la reunión también participó el cónsul de México en El Paso, Mauricio Ibarra; el director general de Desarrollo Económico, Humberto Álvarez Quevedo; Juan Acereto, de la Oficina de Asuntos Binacionales de Juárez en El Paso; el representante, César Blanco y el Juez de El Paso, Texas, Ricardo Samaniego, entre otros.