Empieza a trabajar magisterio federalizado tres fases para el regreso escalonado a clases presenciales cuando llegue el semáforo verde

5482

Chihuahua, Chih.- De un oficio girado hoy lunes a los supervisores escolares por parte del Jefe del Departamento de Secundarias General de los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua, el profesor Efraín Araiza Sánchez, se desprende que las autoridades y el magisterio federalizado empiezan a preparar ya un hipotético regreso a clases presenciales una vez se alcance el semáforo verde, la consistencia del mismo y las garantías sanitarias. Los maestros federales de este nivel llevarán a cabo una preparación en tres fases en torno a una serie de acciones organizativas con el protocolo para la reapertura de las escuelas. Una primera en curso, del 1 al 7 de octubre, en la que supervisores y directivos de escuelas analicen las adecuaciones del espacio físico de la escuela para el regreso escalonado a clases, un censo de salud para detectar personal con comorbilidades en alto riesgo ante el COVID-19; una segunda fase –del 8 al 21 de octubre- en la que se el proyecto de la organización escolar y se redactarán los protocolos de seguridad; y una tercera fase posterior, correspondiente a la aplicación misma de los protocolos una vez ya regresado a las clases presenciales, con seguimiento y monitoreo constante, fase a la que sólo se llegará cuando la Secretaría de Salud, la Secretaría de Educación Públicas y la Secretaría de Educación y Deporte del Estado de Chihuahua.

Según este cronograma, la preparación de los docentes habría concluido para el 21 de octubre, estando teóricamente preparados para un regreso a clases presenciales a partid de esa época, si bien actualmente los 67 municipios de la entidad siguen en fase amarilla –aparentemente aún lejos del verde- y en los últimos días las autoridades sanitarias reportan un preocupante repunte de contagios debido a la reapertura con la llegada al amarillo.

Ello convierte aún en toda una incógnita la fecha para el regreso escalonado a clases presenciales.

A continuación se comparte el oficio remitido a los supervisores por el Jefe de Departamento de Secundarias Generales de los SEECH:

DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SECUNDARIA Y SUPERIOR

Departamento de Secundarias Generales

Propósito:

Realizar acciones organizativas anticipadas para que los centros educativos, a través de las zonas escolares, cuenten con la orientación oportuna y pertinente para la elaboración de un protocolo acorde a las condiciones y necesidades de cada escuela, a fin de procurar la continuidad del servicio educativo una vez que el semáforo establecido por la secretaría de salud esté en verde.

El entorno escolar es un espacio donde conviven millones de jóvenes que ejercen su derecho a la educación. La ambientación favorable para el ejercicio pleno de este derecho es responsabilidad padres de familia, docentes, directivos, personal de apoyo y autoridades educativas.  La situación de emergencia sanitaria que impera en estos momentos implica la aplicación de un conjunto de medidas comunes y la participación comprometida de las familias, personal del ámbito educativo y profesionales de la salud pertenecientes al entorno inmediato a las escuelas y de la sociedad en general para lograr el propósito de prevenir la enfermedad por COVID-19.

En el escenario social ha quedado claro que no existe una medida de prevención que por sí sola permita combatir exitosamente la transmisión o contagio del coronavirus SARS-CoV2, por ello a continuación, se enuncian tres fases para la organización del trabajo escolar que se habrá de implementar a partir de la publicación del semáforo verde para el Estado y/o municipios que busca propiciar acciones en conjunto de todos los involucrados.

FASE 1 PREPARACIÓN (1 al 7 de octubre de 2020)

Durante esta fase, los supervisores escolares y directivos de escuelas elaboran un diagnóstico con evidencias que describan las condiciones existentes en cuanto a:

Adecuaciones del espacio escolar para el regreso escalonado de clases.

Censo de salud del personal para la detección de individuos que presenten alto riesgo de salud por enfermedades relacionadas a la comorbilidad.

Recursos necesarios para la implementación de jornadas periódicas de limpieza.

Integración o continuidad de los comités participativos de salud escolar con padres de familia y personal de la escuela.

FASE 2 ELABORACIÓN DEL PROYECTO DE LA ORGANIZACIÓN ESCOLAR PARA LAS CLASES EN CONDICIONES DE SEMÁFORO VERDE. (8 al 21 de octubre de 2020)

Durante esta fase los directivos escolares redactarán PROTOCOLOS con las formas de intervención y condiciones organizativas necesarias desde tres perspectivas y destinatarios distintos:

El hogar

Filtro en el hogar

Medidas preventivas

Promoción de hábitos de higiene y salud

Firma de carta compromiso de corresponsabilidad

La escuela

Comunicación constante e información actualizada con las madres, padres de familia y tutores.

Organización para la prevención de enfermedades y procuración de ambientes libres de contagios. (filtros de escuela)

Organización para brindar el servicio educativo en las modalidades que se adapten al contexto en atención a la sana distancia. (semipresencial, a distancia, o ambas)

El salón de clases

Implementación de filtros en el aula, medidas preventivas y de sana distancia.

Identificación de actividades para que las niñas, niños y adolescentes (NNA) reflexionen sobre la experiencia vivida durante la etapa de aislamiento y la detección de quienes requieran una atención especializada.

Valoración de logro de aprendizajes, avances y posible rezago en base a las evidencias acumuladas durante el trabajo a distancia con el objetivo de identificar aprendizajes o contenidos a reforzar.

Adecuación de la modalidad de trabajo que se adapte a las circunstancias establecidas para la continuidad de las clases, un ejemplo de ello es El aula invertida.

FASE 3. IMPLEMENTACIÓN DE PROTOCOLOS ESCOLARES PARA EL REGRESO A CLASES (A partir de las indicaciones de las Secretarías de Educación Pública; de Salud y de Educación y Deporte del Estado de Chihuahua)

Durante esta fase, es muy importante que se le dé seguimiento a cada acción y se establezca un monitoreo constante y sistemático por medio de indicadores que se actualicen, de ser posible, diariamente, en cuanto a la situación de salud, de avance en los aprendizajes y las necesidades que surjan al regreso a esta nueva normalidad.

Se anexan documentos orientadores y guías de la fase intensiva que se recomienda analizar»