Detecta Mapeando la Corrupción irregularidades en compras del Ichife en periodo duartista

327
  • En 2016 con el Programa Escuelas al 100, el 65 % de las licitaciones públicas del Ichife tuvieron un rango de riesgo alto puesto que eliminaron a la competencia
  • Mapeando la corrupción es una herramienta digital gratuita para los gobiernos y las organizaciones civiles, disponible por el IMCO con el apoyo y financiamiento de US y México Evalúa

Chihuahua, Chih.- La herramienta digital Mapeando la Corrupción permitió detectar posibles actos de corrupción en las compras que realizó el Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física Educativa (Ichife), expresó Pablo Montes Mendoza, coordinador Anticorrupción en el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) A. C.

Lo anterior, durante la mesa panel denominada Presentación de las plataformas digitales: “Mapeando la corrupción en compras públicas”, “Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado de Chihuahua” y “Mapeando la corrupción en compras públicas del Municipio de Chihuahua”, como parte del Encuentro Nacional Anticorrupción (ENAC) 2020, que tiene verificativo en el Museo Casa Chihuahua.

El expositor relató que este trabajo inició en noviembre de 2016 con la firma de un convenio entre el Gobierno del Estado de Chihuahua con el IMCO, con la finalidad de dar a la ciudadanía y a los gobiernos locales las herramientas para detectar la corrupción de una manera rápida y con mayor participación ciudadana.

“Se partió de que las compras públicas son un sector especialmente vulnerable a la corrupción, es una realidad a la que tenemos que enfrentar, porque los principales escándalos de corrupción involucran malas prácticas en compras de gobierno y usualmente la detección de estos casos ocurren en procesos  que alejados de la ciudadanía y en muchas veces tardados”, explicó el ponente.

Detalló que en la herramienta digital Mapeando la corrupción se analizan fechas, montos y nombres que  brindan información muy valiosa, que si se queda guardada en una caja en una oficina, difícilmente se puede auditar, puesto que el papel es el principal cómplice de la opacidad.

Enfatizó que se analizan siete prácticas de riesgo y traza un mapa o ruta para que los auditores realicen sus procesos, con prioridad en los aspectos más relevantes; estas son: favoritismo, concurso dirigido, contratos fraccionados, sobrecosto, colusión o simulación de competencia, plazos cortos y el de empresa fantasma.

Todo se realiza con información pública a la cual cualquier ciudadano u organización puede tener acceso, indicó.

Ejemplificó que en las compras del Instituto Chihuahuense de Infraestructura Física Educativa (Ichife) en la pasada administración estatal se descubrieron tendencias en las contrataciones públicas que arrojaron un concurso dirigido, con requisitos hechos a la medida de una empresa, lo cual impidió a muchas empresas cumplir con los requisitos, por lo tanto hubo poca competencia.

Dijo que al analizar esta dependencia se creó una base de datos con mil 668 contratos, que tuvieron más de 210 mil observaciones.

Especificó que en 2016 cuando entró el Programa Escuelas al 100, el 65 por ciento (%) de las licitaciones públicas del Ichife tuvieron un rango de riesgo alto puesto que eliminaron a la competencia, excepto a una; mientras que en 2014 el 37% de las licitaciones fue una adjudicación directa disfrazada, donde solo una empresa podía cumplir con los requisitos técnicos.

Pablo Montes dijo que no se puede probar que hubo corrupción en ese 37%, pero sí es más probable que se encuentren ahí algunos casos, por lo cual cumple el objetivo de tener un mapa de ruta.

Compartió que, otro de los indicadores de esta herramienta es el favoritismo, que  identifica a las empresas ligadas a los gobiernos en turno, donde se revisa la frecuencia de contratos, las ganancias obtenidas y el porcentaje de éxito, y si el contrato fue por adjudicación directa, invitación restringida o licitación pública.

“En el Ichife, en 2015, al inicio hubo un desarrollo normal y de pronto tres empresas se elevan y se descubre que ganaron muchas más adjudicaciones y ganaron mucho más, lo cual puede ser por su calidad o porque están ligadas a la anterior administración”, ejemplificó.

Compartió que pocas empresas concentraron ese año el 40% del dinero ejercido por el Ichife, mismas que para 2017 en la actual administración solamente ganaron el 2% de los recursos, lo cual refleja una notable diferencia.

Dijo que, de la misma manera se detecta la colusión a fin de identificar si se ponen de acuerdo un grupo de proveedores para simular competencia.

Este proceso se realiza mediante la revisión de si van a los mismos concursos de manera reiterada y por precios, si el monto del contrato es similar a lo presupuestado por el gobierno, puesto que cuando se quiere ganar las empresas bajan sus costos, por el contrario si ya están seguros que van a ganar, elevan el precio.