Incendian sede del gobierno en Bengasi, Libia

70

Bengasi, Libia. Manifestantes incendiaron este domingo de madrugada la sede del gobierno paralelo de Libia, ubicada en Bengasi, segunda ciudad del país, causando graves daños materiales, de acuerdo a una fuente de seguridad.

«En las primeras horas de este domingo, un grupo de manifestantes atacó el edificio de la sede del gabinete y le prendió fuego para luego huir», señaló a la AFP bajo condición del anonimato, una fuente del ministerio del Interior del gobierno paralelo, instalado en el este de Libia.

Policías y bomberos se desplazaron rápidamente al lugar para intentar controlar las llamas que dañaron sobre todo la entrada principal del edificio, según la fuente.

En Al Marj, a unos 100 km al este de Bengasi, la policía disparó con balas reales para dispersar a manifestantes que forzaron la entrada del cuartel general de policía de la ciudad.

Al menos cinco personas resultaron heridas, de acuerdo con testigos contactados por la AFP y una fuente del hospital central de la ciudad.

El ministerio del Interior del gobierno paralelo exhortó a los manifestantes en las ciudades del este a «no dañar la propiedad estatal» y a «respetar el derecho a manifestarse pacíficamente», según un comunicado del cual la AFP recibió copia.

Libia, con las reservas de crudo más abundantes de África, está desgarrada por un conflicto entre dos facciones rivales: el Gobierno de Unidad Nacional (GNA), reconocido por la ONU y la comunidad internacional, con sede en Trípoli, y un poder paralelo encarnado por el mariscal Jalifa Haftar, que controla el este y parte del sur del país.

Desde enero, los grupos pro-Haftar bloquean los campos y puertos petroleros más importantes del país exigiendo una distribución equitativa, según ellos, de los ingresos por hidrocarburos administrados por el GNA.

Este bloqueo, que ha provocado pérdidas de ingresos por más de 9.600 millones de dólares (unos 8.100 millones de euros), según cifras recientes de la Compañía Nacional de petróleo, hizo aumentar la escasez de electricidad y combustible en el país.

El portavoz del mariscal, Ahmad al-Mismari, expresó el apoyo de las fuerzas pro-Haftar a las demandas de los «manifestantes pacíficos» en las ciudades orientales para la mejora de sus condiciones de vida y la lucha contra la corrupción.

«Apoyamos este movimiento de calle (…) pero no permitiremos que los terroristas y los Hermanos (musulmanes, ndlr) se aprovechen de él para infiltrarse en las manifestaciones», dijo en un video difundido este domingo en Facebook.

Hace dos semanas, centenares de personas se manifestaron en Trípoli contra la corrupción y las difíciles condiciones de vida en la ciudad que, durante más de 14 meses fue blanco de una mortífera ofensiva militar de las fuerzas de Haftar.

Las partes rivales anunciaron por separado, el 22 de agosto pasado, un alto el fuego y elecciones.

Afp.