Denuncia abogado de Alejandro Villarreal brote de COVID-19 en el cereso y exige revisar la medida cautelar para que el profesor pueda cuidarse en casa

621
Booking.com

Chihuahua, Chih.- Tras el traslado de emergencia el día de ayer a un hospital militar del ex director del Fideapech José Joaquín Lázaro López Ramírez, el abogado Héctor Villasana denunció hoy la existencia de un brote de COVID-19 en el módulo penitenciario en el que entre otros se encontrarían los ex funcionarios detenidos en la operación Justicia para Chihuahua y que asegura estaría siendo ocultado por las autoridades. Es por ello que hizo un encarecido llamado a la Fiscalía General del Estado y al Poder Judicial a concederles audiencia para la revisión de la medida cautelar del profesor Alejandro Villarreal Aldaz, quien se encuentra en la celda contigua a la del hoy hospitalizado.

 

El Licenciado Villasana quiso hacer pública este miércoles “la situación delicada que está sucediendo con los internos ahí en Aquiles Serdán, específicamente con los ex servidores públicos y el profesor Villarreal Aldaz”.

“Hay un brote de COVID al interior del módulo en el que se encuentran privados de su libertad. Desgraciadamente el día de hoy ya se encuentra internado en un hospital, aparentemente incluso ya con respirador el señor José Joaquín Lázaro López Ramírez, que es compañero de celda del profesor Villarreal Aldaz”, denunció.

“El cereso ha ocultado información al respecto, han ocultado la situación médica, nos han negado el acceso a los resultados de la prueba del COVID del profesor Villarreal Aldaz”, prosiguió señalando Villasana.

El abogado defensor del ex secretario general de la Sección 8 manifestó que habían solicitado audiencia para la revisión de la medida cautelar y el Poder Judicial se habría negado a concedérselas argumentando que debían esperar al resultado de las pruebas practicadas al maestro y al mismo tiempo a que se confirmara si el ex director del Fideapech evidentemente padece COVID-19.

“Estamos sumamente preocupados por la situación de salud del profesor Villarreal Aldaz, así como de todos los internos en el módulo de personas vulnerables que están ahí. No hay una atención médica de calidad, no se siguen los protocolos adecuados”, refirió Villasana, lamentando que pese a que han exigido para varios casos una medida cautelar diferente a la prisión preventiva “el Estado ha hecho caso omiso, hoy es una consecuencia de eso, espero que no haya nada que lamentar”.

“Exigimos de la Fiscalía General del Estado y el Poder Judicial del Estado que atiendan esta emergencia sanitaria de salud que hoy puede tener graves consecuencias. Exigimos audiencia para revisar la medida cautelar del profesor Villarreal Aldaz para que pueda estar en su domicilio con los cuidados adecuados que la pandemia amerita”, concluyó el abogado.