Se dice feminista, pero senador de MC, Samuel García, resultó misógino, al ordenar a su esposa no enseñar pierna

626
Booking.com

CDMX.- El senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García es tendencia de nueva cuenta redes por su comportamiento ampliamente misógino durante lo que parece una videollamada pública con su esposa Mariana Rodríguez.

El otrora ‘feminista’ pidió a su esposa, de forma enérgica, sin dar espacio a la opinión de su pareja, subir la cámara porque se le veía mucha pierna. “Sube la cámara, estás enseñando mucha pierna”, dijo, mientras comía un pedazo de carne. Ella reviró diciendo que sólo se le veía la rodilla, pero al ver la posición amenazadora del senador, Rodríguez pide perdón y baja la pierna hasta salir de cuadro. “¡Que bajes la pierna! No andes enseñando la pierna”, ordena tajante Garcia a su esposa.

“Me casé contigo para mí, no para que andes enseñando”, finaliza el senador.

Hace unos meses, en el contexto del descontento de las mujeres en todo el país por la ola de violencia hacia ellas, el senador de Movimiento Ciudadano, así como decenas de políticos de la oposición y principalmente identificados con la derecha, se sumaron al legítimo movimiento feminista para atacar al Gobierno del Presidente López Obrador. Un día sí y otro también, personajes como Samuel García, exigían justicia para las mujeres e incluso se sumaron a las movilizaciones en las calles.

“En efecto, el justo reclamo de las mujeres mexicanas por el aumento de los índices de acoso, violencia de género, feminicidios (…) provocaron en el Presidente reacciones ilógicas, que lejos de ser útiles a sus propósitos, han aumentado el descontento”, publicó el senador en sus redes sociales en febrero de este año.

Actitudes como la del senador con su esposa, demuestran al menos dos cosas: la primera es que lejos está de entender las demandas legítimas de las mujeres y esto es preocuopante en tanto dice sumarse al movimiento y sobre todo siendo un senador de la República; la segunda es que, evidentemente, su interés no está en el bienestar de las mujeres, toda vez que él mismo violenta su pareja; en realidad su interés, como el de todos los legisladores de Movimiento Ciudadano, esta en golpetear al Presindete aunque eso implique sumarse a movimientos legítimos, manchándolos con su presencia. Cabe aclarar que la adhesión de este y otro políticos al movimiento feminista, fue repudidado por las propias integrantes del movimiento quienes vieron en dichas acciones, mero oportunismo político, como ha quedado demostrado con la actitud del senador a su esposa.

Fuente: El Soberano