Regreso a clases

191

Diputada Claudia Tello Espinosa, MORENA

Nuevas habilidades y capacidades se desarrollarán en las niñas, niños y adolescentes en México. Esta pandemia nos ha traído momentos muy difíciles: tristeza, angustia, lágrimas y muerte. Sin embargo, no estamos derrotados, seguimos demostrando que, ante la adversidad y la muerte, los mexicanos tenemos la fortaleza para superar cualquier reto.

Un desafío más está frente a nosotros: ha llegado el momento de iniciar el curso escolar 2020-2021 envueltos en la pandemia y se hará utilizando una estrategia que en México se aplica desde 1968, con la incorporación de la tecnología, de la televisión, para entablar la relación entre maestros y alumnos. Este método promueve la atención hacia un televisor, donde los sentidos más ocupados son la vista y el oído.

Estamos modificando muchas cosas con este método; ya no llegará el aroma fresco y perfumado del maestr@ a los alumnos, no podremos ver las caritas de asombro de los niñ@s ante un nuevo aprendizaje, ni escucharemos la voz de la o el “teacher” cuando nos llama; la hora de recreo se suprime, nuestros alimentos serán los de casa. ¡Uffff! algo innovador está por iniciar. Algo fabuloso viviremos.

Vencimos la restricción de la pandemia, le hemos ganado al “bicho”. Tendremos clases en todo el país porque nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador y autoridades federales educativas trabajan por nuestro bienestar.

Se logró el acercamiento con 4 televisoras: Tv Azteca, Multimedios, Imagen y Televisa. Hoy la antiguamente llamada “caja idiota” pone a la disposición y bienestar de las y los mexicanos los recursos necesarios para aprender.

Gracias a todos los empresarios que hacen posible que los más necesitados aprendan viendo televisión en estos tiempos de pandemia, que los más pobres y quienes viven en lugares apartados puedan escuchar a través de la radio y en su lengua, los contenidos educativos.

Especial reconocimiento a los maestros que perdieron la vida ante el COVID y expreso mi admiración a los profesores de telesecundaria que, sin duda, serán pieza clave en esta transición como expertos y conocedores del uso de los programas televisivos, guías didácticas y libros que lleven de la mano a nuevos conocimientos, a reforzar aprendizajes y ¿por qué no? a visitar nuevas culturas, países, continentes; deleitarnos al investigar nuevos universos y con todo ello formarnos de forma autodidacta a fin de crecer en la inclusión, respeto, solidaridad y camaradería de este modelo educativo de la Cuarta Transformación.

Iniciemos el conteo regresivo, porque el 24 de agosto tenemos clases en televisión nacional y en radio. Seguramente abrimos la puerta a una nueva generación de educandos.