¿Y las elecciones en el SNTE?

341

Por: Profr. José Luis Fernández Madrid

La desafortunada situación sanitaria que envuelve al mundo entero y que tiene paralizadas muchas de las actividades cotidianas también dejó como indefinido el relevo de los dirigentes sindicales de la Sección 42 de maestros.

No obstante que desde los primeros meses de este 2020 algunos suspirantes comenzaron a realizar sus primeros acercamientos con gente de su confianza esperando los tiempos adecuados para anunciar oficialmente sus aspiraciones, la pandemia detuvo abruptamente el proceso.

Si el cambio de dirigencia originalmente estaba programado para este verano, dadas las circunstancias, ahora no se tienen fechas probables para la sustitución del Comité Ejecutivo Estatal y se está a la espera de que esta etapa coyuntural defina con precisión los tiempos y procedimientos.

Nombres van y vienen, personas con trayectoria y experiencia suenan para el reemplazo del Secretario General, pero también se escuchan personajes tan ligados al pasado, a las viejas y arcaicas prácticas que suspiran por mantenerse o entronizarse en los puestos sindicales.

La participación del magisterio en general y del personal de  asistencia y apoyo a la educación será fundamental en esta nueva forma de elegir a la dirigencia, los cambios a la Ley permiten el voto directo y universal de los agremiados eliminando el oscuro y tendencioso voto por delegados tan perjudicial como antidemocrático, puesto que permitía negociaciones y acuerdos alejados del sentir de la base; eso ya no sucederá, quedará en el pasado como un triste y lamentable recuerdo de prácticas infames.

El compromiso es que, cuando el tiempo se llegue, la participación sea nutrida, activa, propositiva. Que la inmensa mayoría de los maestros y maestras, los trabajadores manuales, secretarias, prefectos (as), en fin, todo el personal acuda al llamado de la organización sindical para elegir a los mejores y no a los menos peores.

Hay talento y mucho entre el magisterio chihuahuense para dirigir los destinos del SNTE, la tarea es saber identificarlos, revisar sus hojas de vida, su trayectoria y prestigio y apoyar sus legítimas aspiraciones deseando el resurgimiento de un sindicato fuerte y legítimo.