Hasta el último momento ResISSSTE- CNTE intentó que diputados pospusieran la armonización de la Ley Estatal de Educación para someterla a consulta ante numerosas fallas

1513

Chihuahua, Chih.- Primero interviniendo en la reunión de la Comisión de Educación y Cultura de este pasado lunes 8 de marzo y ayer mismo presentando una carta dirigida a los 33 diputados del Congreso del Estado, el Movimiento Magisterial ResISSSTE- CNTE de Chihuahua,- a través del profesor Noel García en representación del resto de compañeros- intentó hasta el último momento que los legisladores locales pospusieran la aprobación del dictamen de armonización de la Ley Estatal de Educación a la reforma educativa nacional de 2019, para someter el anteproyecto y el dictamen a consulta de maestras y maestros, ciudadanos e instituciones interesadas al considerar que contaba con numerosas fallas y por considera inapropiado utilizar la pandemia de COVID-19 para sacarla saltándose dicho paso. En la carta dirigida ayer, concluían, entre otras muchas cosas, que “es muy importante que ustedes conozcan que son irrelevantes los cambios realizados por la Comisión Legislativa al anteproyecto -derivados de la reunión del 8 de junio-, y que el Dictamen con carácter de Decreto que se presentará en el Pleno contiene una gran cantidad de fallas por omisión, repetición o contradicción con respecto a otras disposiciones de la propia Ley Estatal o de la legislación general, que no deben ser aprobadas para quedarse en la Ley Estatal de Educación. Las normas que regulan la impartición de la educación en nuestra entidad deben ser claras en sus declaraciones, en sus mandatos, permisos y prohibiciones; pero, lamentablemente, eso no ocurrirá si se aprueba el Dictamen que presenta la Comisión de Educación y Cultura”.

Desde el ResISSSTE- CNTE Chihuahua, tras varios encuentros a nivel estatal para analizar el anteproyecto, consideraban fundamental no replicar en la entidad un proceso como el llevado a cabo en 2013 por las autoridades federales de aprobar una ley educativa sin escuchar la voz de los maestros y restos de agentes y sectores implicados o interesados.

Desde la combativa organización sostuvieron que las dos iniciativas existentes, en un caso era una copia literal de la Ley Marco remitida desde el centro de la República y en otro una intercalación de su articulado en la Ley Estatal de Educación creando e incurriendo en “repeticiones, contradicciones y omisiones inadmisibles”.

Advirtieron el lunes en la reunión de la comisión legislativa y ayer vía carta antes de la sesión de extraordinaria de Pleno que terminó aprobando la armonización de la Ley Estatal de Educación, que si bien la reforma educativa de 2019 presentaba algunos avances respecto a su predecesora, también era cierto que en ella permeaban muchos conceptos de la mal llamada reforma educativa de 2013 de corte neoliberal, como el acuñado término de “educación de excelencia”, y de centralismo.

Video de la intervención del profesor Noel García en la reunión de la Comisión de Educación y Cultura del Congreso del Estado el lunes 8 de junio (a partir del minuto 31):

También sostienen que en la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, si bien ya no se trata de una evaluación para el despido, prevalece la idea de la meritocracia que divide y clasifica, privilegiando la competencia individual que destruye la colaboración y el trabajo en equipo. De igual modo, trasladaron a los legisladores chihuahuenses su postura de que las evaluaciones diagnósticas para retroalimentar el proceso de formación, capacitación y actualización de los maestros carece de las herramientas y alcances para identificar problemas y necesidades reales.

Asimismo, lamentan que la reforma de 2019 comparta con su antecesora su obsesión de medir la educación y su mejora en base a criterios estandarizados. Además agregaron que hubo tiempo más que suficiente para hacer la armonización, por lo que ahora resultaba cuestionable la urgencia por sacar el dictamen en plena contingencia y sin someterlo a consulta a maestros, ciudadanos e instituciones interesadas.

A continuación, la carta íntegra remitida ayer por el ResISSSTE- CNTE a los diputados del Congreso del Estado:

“Chihuahua, Chih., a 12 de junio de 2020

  1. DIPUTADAS Y DIPUTADOS

DE LA LXVI LGISLATURA

DEL H. CONGRESO DEL ESTADO DE CHIHUAHUA

Trabajadoras y trabajadores de la educación, integrantes del Movimiento Magisterial ResISSSTE-CNTE del estado de Chihuahua, les pedimos respetuosamente que no aprueben el Dictamen con carácter de Decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Estatal de Educación, con el fin de armonizarla con el contenido de la reforma constitucional en materia educativa de 2019 y su legislación secundaria, sin que antes se someta este relevante asunto a la consulta prevista en el Capítulo IV de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Chihuahua.

Para ello, nos permitimos exponer los siguientes hechos y consideraciones:

1.- El pasado 8 de junio acudió una representación de nuestro Movimiento a la reunión de la Comisión de Educación y Cultura de esta LXVI Legislatura, para pedirles a la C. Diputada y los CC. Diputados que la integran, someter a consulta pública las iniciativas o el anteproyecto que hasta ese momento tenían elaborado. Nuestra petición fue retomada por un legislador y puesta a consideración, pero la mayoría no la aceptó y se procedió a aprobar el Dictamen.

2.-Sostenemos que el documento conocido como “Ley Marco”, entregado a las legisladoras y los legisladores locales por el gobierno federal, tiene implicaciones en la división de poderes y el carácter federalista de la República. Refleja la concepción del gobierno federal sobre cómo debe ocurrir la armonización de las normas, pero deja fuera la historia, el contexto y la realidad de la entidad federativa. Sin embargo, la Ley Marco se convirtió en la fuente casi exclusiva de las reformas, derogaciones y adiciones a diversos preceptos de la Ley Estatal de Educación contenidas en el Dictamen.

Se trata de un mecanismo ajeno a las previsiones constitucionales y legales para el funcionamiento de los congresos locales y puede, como ha ocurrido en Chihuahua y en otras entidades: a) desestimar o sustituir etapas importantes del proceso legislativo, como la consulta a las personas, instituciones y organizaciones sociales interesadas, y b) desalentar la presentación, discusión y dictaminación de iniciativas auténticas –no copias- para una adecuación con las normas del ámbito nacional que, al mismo tiempo, tenga en cuenta las necesidades y problemas en materia educativa de la entidad.

3.-Mediante un escrito y la intervención que se nos permitió durante la reunión, expusimos a la Comisión nuestras opiniones sobre la Reforma al artículo 3º constitucional publicada el 15 de mayo de 2019 y la nueva legislación general en materia educativa publicada en diversos decretos el 30 de septiembre del mismo año.

4.-Además, expusimos a la Comisión las siguientes consideraciones que reiteramos para ustedes:

La armonización normativa no debe verse como un asunto burocrático ni principalmente técnico; consiste fundamentalmente en el cumplimiento de compromisos políticos: por un lado, el que deriva del Pacto Federal, pero por otro, el deber principal de los legisladores locales, de que su trabajo sustantivo se haga cargo, en lo que corresponda, de las necesidades, aspiraciones y prioridades –en este caso educativas- de los habitantes del estado.

Por ello, el proceso legislativo para la armonización no debe realizarse en tiempos de emergencia sanitaria; menos cuando nuestra entidad se encuentra en la etapa crítica de los contagios y el confinamiento impide o dificulta en gran medida la participación de las personas interesadas en aportar sus opiniones y propuestas. Cierto que los plazos están vencidos, pero hubo tiempo suficiente para hacerlo y resulta cuestionable que ahora se realice de prisa, omitiendo la consulta ciudadana que es necesaria, dada la importancia del asunto.

En el análisis que hemos hecho de las iniciativas y el anteproyecto de dictamen, encontramos elementos que refuerzan nuestra petición.

Las dos iniciativas presentadas se derivan de la “Ley Marco”: una es copia fiel y la otra intercala sus disposiciones entre los preceptos de la Ley Estatal, creando repeticiones, contradicciones y omisiones inadmisibles.

El anteproyecto de reformas a la Ley Estatal de Educación transcribe literalmente, en su parte normativa, la iniciativa presentada por el Diputado René Frías.

De aprobarse el anteproyecto en la Comisión, y luego el dictamen por el Pleno, tendríamos una Ley Estatal de Educación reformada que conserva cantidad de preceptos derivadas de la contrarreforma educativa de 2013, relativos al Servicio Profesional Docente, la calidad de la educación, la evaluación del desempeño, la autonomía de gestión de las escuelas, etc.; repite disposiciones como las del Capítulo del financiamiento de la educación; y omite disposiciones de la Ley General de Educación (LGE) que deben tener su correlativo en la Ley Estatal -entre otras, algunas de las atribuciones exclusivas y concurrentes de la autoridad educativa estatal-.

Entre los preceptos que destacan por su distanciamiento de las previsiones en la LGE está el artículo 189, que elimina la primera de las acciones previstas en el artículo 95 de la LGE para fortalecer a las escuelas normales: propiciar la participación de la comunidad de las instituciones formadoras de docentes, para la construcción colectiva de sus planes y programas de estudio…

No se ha garantizado el derecho de los pueblos indígenas a la consulta y al consentimiento previo, libre e informado sobre la adopción de nuevas disposiciones legales que les afectan. El ejercicio del derecho debe ser antes de la adopción de las normas, no solamente antes de su aplicación. Así lo establecen el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo -de observancia obligatoria para el Estado mexicano-, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de 2007, y la Ley de Derechos de los Pueblos Indígenas del Estado de Chihuahua.

5.-Ahora, es muy importante que ustedes conozcan que son irrelevantes los cambios realizados por la Comisión Legislativa al anteproyecto -derivados de la reunión del 8 de junio-, y que el Dictamen con carácter de Decreto que se presentará en el Pleno contiene una gran cantidad de fallas por omisión, repetición o contradicción con respecto a otras disposiciones de la propia Ley Estatal o de la legislación general, que no deben ser aprobadas para quedarse en la Ley Estatal de Educación. Las normas que regulan la impartición de la educación en nuestra entidad deben ser claras en sus declaraciones, en sus mandatos, permisos y prohibiciones; pero, lamentablemente, eso no ocurrirá si se aprueba el Dictamen que presenta la Comisión de Educación y Cultura.

Finalmente, manifestamos nuestra disposición a participar en los eventos que se convoquen para la consulta, en caso de ser atendida nuestra demanda.

Atentamente

En representación:”