Ofrece Defensoría de los Derechos Universitarios, servicios a través de las redes sociales

134

Chihuahua.- Con el objetivo de preservar el respeto a la comunidad universitaria sustentado en la legalidad y el acatamiento de los derechos que protegen al personal yestudiantes, la Defensoría de los Derechos Universitarios de la UACH, ofrece sus servicios a través de las redes sociales y por correo de la Universidad.

La maestra Lucía Denisse Chavira Acosta, titular de este organismo universitario, aseguró que ante esta realidad que nos obligó a refugiarnos en nuestros hogares, siguen atentos por las plataformas digitales para resolver conflictos, dudas, incluso brindando asesorías y acompañamientos, si así se requiere en otros espacios como la Fiscalía Especializada por razones de Género.

Dijo que su trabajo está enfocado principalmente en acciones de orden presencial y debido a que hacen notificaciones personales, obviamente tomando las medidas de cuidado necesarias, siguen desahogando testimoniales y recabando información que los pueda llevar a tomar una determinación que proteja al denunciante.

Por tal motivo, señaló que a pesar de esta pandemia, no han perdido el vínculo entre la autoridad universitaria y sus estudiantes, por lo que ponen a disposición la página de defensoría en Faceboock, Twiter y el correo @uach.mx. para cualquier duda que se pudiera presentar, tanto por el personal docente, alumnado y administrativo, con relación a temas que consideren ser violatorios a sus derechos.

“A mi me da gusto, porque a pesar de la situación actual por la que estamos pasando por el Covid-19, hemos recibido algunas consultas y sobre todo porque atendemos algunos compañeros universitarios a desahogar trámites ante otras instancias ya que tenemos una excelente relación con el Instituto Chihuahuense de la Mujer, con el Centro de Justicia para Mujeres y con la Fiscalía Especializada”, manifestó Lucía Chavira.

Por último, la funcionaria pidió a la comunidad universitaria si tienen alguna duda o inquietud, se acerquen a la defensoría para encontrar soluciones y discernir si efectivamente se trata una violación a los derechos universitarios y proceder en consecuencia, partiendo de los principios que animan a la consejería que es la neutralidad, confidencialidad y por supuesto la empatía.