Se puede ser madre, autoempleada y estudiante también: Itzel Montaño

131

Chihuahua, Chih.- Ser estudiante universitario ofrece muchas oportunidades y satisfacciones, pero también representa retos. Para Itzel, alumna de la Licenciatura de Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, su carrera es un paso más en una serie de actividades que de manera incansable encara día a día.

“Elegí esta carrera porque me interesaba mucho el comercio exterior, que es en el área en la que me estoy especializando; me llamó mucho la atención la UACH porque es la universidad con más prestigio en la ciudad de Chihuahua y es la universidad que tiene la carrera que me llamaba la atención”.

Itzel Yahaira Montaño Venzor es una joven con propósitos muy definidos, pues no sólo se dedica como madre, sino que, además, se da tiempo para el estudio y para actividades laborales.

“Soy mamá de una niña de 10 meses y soy maquillista profesional, trabajo en un salón y además soy técnica en uñas. Me manejo por citas y además cubro los descansos en una tienda de abarrotes. Quiero concluir el semestre ahora con esta modalidad de materias virtuales y estoy buscando la titulación por promedio. Después pretendo buscar trabajo en alguna maquiladora porque es donde se ofrecen oportunidades de mi carrera, dedicarme a eso principalmente”.

Itzel se muestra muy satisfecha de las oportunidades que le ha proporcionado ser estudiante de la Universidad Autónoma de Chihuahua: “Gracias a mi buen promedio he logrado muchas cosas. Tengo un promedio de 9.22, el año pasado por ser alumna destacada en la facultad, me mandaron a un curso INCOTERMS 2020, de comercio exterior. Vimos cosas como los contratos que se utilizan para importar y exportar mercancía, y ahí nos actualizamos para este año”.

Antes de despedirse, Montaño Venzor manda un reconocimiento y felicitación a todos los alumnos de la Universidad, en especial a sus compañeros de facultad.

“Yo quiere desearles un muy feliz Día del Estudiante a todos mis compañeros de la UACH, a mis compañeros de carrera y de facultad. Aunque tengan adversidades y piensen que por ejemplo con un hijo no se puede, sí se puede. Yo en lo personal divido todo mi día. Hay días que me duermo súper tarde para poder terminar las tareas, terminar las labores en la casa, y la atención a mi niña. Así que nunca se den por vencidos y den lo mejor, siempre”.