Ayuda para las víctimas de la violencia doméstica

486

Ciudad de México.- La violencia contra la mujer se ha convertido en un problema de salud pública comparable a una epidemia, indica la Organización mundial de la Salud (OMS), por lo que se requiere acción inmediata. Según los cálculos de la OMS, “casi un tercio (30%) de todas las mujeres que han tenido una relación han sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja”. Además, según un informe reciente de la ONU todos los días un promedio de 137 mujeres son asesinadas a manos de su pareja o de otro miembro de su familia. Y en estos tiempos de confinamiento el problema se agrava.

Las cifras son impresionantes, pero no describen el dolor físico y emocional por el que pasa la persona que sufre la violencia.

¿Ha pasado usted por una experiencia como esta? ¿Conoce a alguien que esté pasando por ella? Los testigos de Jehová han hecho disponible en su sitio de Internet jw.org el artículo con el tema: “Ayuda para las víctimas de la violencia doméstica”, en este se presentan algunas ayudas para hacer frente a este problema de la sociedad actual. Algunas de las sugerencias que se presentan son las siguientes:

Usted no tiene la culpa. Existe la tendencia de que el abusador le eche la culpa a su pareja por el maltrato. Nada más equivocado que esto. Toda mujer tiene derecho a ser amada por su esposo.

Busque ayuda. Es normal preocuparse por su seguridad personal, el bienestar de sus hijos o su situación económica, es normal que se siente abrumada y confundida. No se aísle, si se siente en peligro y no sabe qué hacer busque la ayuda de un familiar o un amigo de confianza. Así podrá encontrar apoyo práctico y emocional. Hablar con alguien que muestre empatía puede cambiar las cosas. Hable a los teléfonos de asistencia para víctima de violencia doméstica. Estos servicios del gobierno le pueden prestar ayuda inmediata. Los operadores están preparados para indicarle qué hacer y cómo protegerse. Ubique otros organismos que brindan apoyo en caso de emergencia. La pueden poner en contacto con doctores, enfermeras y otros profesionales que le ayudarán de inmediato.

Cómo ayudar a una víctima:

  • Escúchela con interés y comprensión
  • Anímela
  • Ofrézcale su apoyo
  • Hágale ver que ella es perfectamente capaz de tomar sus propias decisiones

Foto cortesía de los testigos de Jehová.