Se tiñe de luto el activismo social chihuahuense tras el fallecimiento de Paquita Jiménez, la luchadora de la participación ciudadana y otras muchas causas justas

2790

Chihuahua, Chih.-La activista ciudadana chihuahuense Francisca “Paquita” Jiménez Barrientos, coordinadora de la Red por la Participación Ciudadana y parte en numerosos movimientos sociales, falleció este viernes a los 62 años de edad tras una larga batalla contra el cáncer. El mundo de la lucha social está hoy de luto por la pérdida de un ícono en la lucha por la participación ciudadana en la entidad. Los servicios funerarios por Paquita Jiménez serán mañana sábado 16 de mayo de 11 de la mañana a 1 de la tarde en la Capilla 1 de Mausoleos Luz Eterna.

Paquita Jiménez nació en Ojinaga en 1958  en el seno de una familia humilde, más tarde se trasladaría a Chihuahua capital para estudiar y es en 1990, con 32 años cuando realiza su incursión en la lucha social uniéndose al grupo de vecinos de la colonia Panorámico que lucharon contra la construcción de una planta tratadora de aguas negras en la zona.

Años después participó activamente en la Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos A.C. (COSYDDHAC), y más tarde crearía junto a otras personas la Red por la Participación Ciudadana, organismos que mediante diferentes acciones e iniciativa trató de propiciar, en unos momentos donde parecía una utopía, la participación ciudadana los diferentes ámbitos y toma de decisiones.

No hay que olvidar su participación activa en el Movimiento Estatal de Mujeres junto con otro importante número de reconocidas luchadoras sociales de la entidad.

Fue a través de la Red que se empezó a auditar, en un ejercicio sin precedentes, la actividad del Congreso del Estado de Chihuahua.

Después de muchos años de lucha y tras elaborar varias iniciativas, Paquita Jiménez vio en abril de 2018 convertido en realidad su gran anhelo con la aprobación por parte del Congreso de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua con el apoyo del poder Ejecutivo.

Además, la sede de la Red por la Participación Ciudadana, en “la casa roja” de la calle Mina, albergó y ha dado cobijo a numerosos movimientos con trayectoria y algunos más recientes. Así Paquita Jiménez siempre estuvo al lado de la lucha y las causas, entre otros, de los maestros del ResISSSTE, la Normal Rural de Saucillo, fue participante activa y una de las almas mater de la Asamblea Popular Chihuahua en Resistencia y también del grupo “Chihuahua Resiste” que impulsó y ganó el histórico primer plebiscito en la historia moderna de la entidad contra el proyecto de alumbrado de la Presidencia Municipal de la capital.

Ésta es apenas una breve y sucinta semblanza de una luchadora social con todas las letras, que siempre estuvo al lado de las causas justas sin importar colores ni prejuicios, “madre” y “maestra” –valga la expresión por el capricho del destino de que se fuera en el Día del Maestro- de muchos luchadores. Igual no pasará al recuerdo como la luchadora que más alto o fuerte gritaba las consignas, pero el activismo social la llora y la llorará porque ya fuera en la Cruz de Clavos, una marcha de maestros, una marcha feminista, una marcha contra la violencia, contra la militarización, alguien necesitado de un abrazo para seguir adelante…Paquita, la amiga de sus amigos siempre estaba ahí con su sonrisa y mensaje de aliento. Aliento que muchos echarán en falta a partir de hoy, pero que seguro que tarde o temprano germinará en algunas de las muchas semillas que sembró a su paso.

Descanse en paz, Paquita.