Martha Dena: Premio Nacional de Tesis y maestra investigadora de la UACH

211

Chihuahua.- Existen maestros que nacen, y maestros que se hacen. En el caso de la doctora Martha Aurelia Dena Ornelas, aplican las dos, pues la docencia es una tradición familiar. Ambos padres se dedicaron a esta tarea, así como su hermano mayor.

Además de una amplia trayectoria en el servicio público, ella ha fungido como catedrática en diversas instituciones de educación superior, como son la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

La doctora es juarense de nacimiento y es licenciada en Derecho, egresada por la UACJ. Para lograr su grado de doctora, trabajó en una tesis la cual la ha hecho ser reconocida con el Premio Nacional de Tesis otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de México. El tema, que ella califica como “doliente para la ciudad” fue el de la trata de personas.

Martha Dena inició con la docencia a dos años de culminar sus estudios de licenciatura, en el año de 1997. Su maestría, que la realizó en administración pública, la curso en la UACH, y su doctorado apenas hace dos años que lo terminó.

“Ese tema es por el que decanto mi tesis, y la construyo durante los tres años del doctorado” y agrega: “Es una investigación, una tesis de política pública, contextualizando el problema, el fenómeno social en el estado de Chihuahua. Yo presento mi tesis y uno de los integrantes de mi sínodo me comenta que hay un concurso nacional de tesis en la UNAM y que la mía pudiera tener una posibilidad de ser reconocida”.

La opinión de su sinodal era acertada. En octubre del 2019 la ahora doctora es notificada de que su investigación “El Epicentro del Dolor: la Trata Sexual de adolescentes en Chihuahua” obtiene el primer lugar nacional en la opción de tesis de doctorado. El premio lo otorga Catedra Extraordinaria de Trata de Personas de la UNAM y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Por el lado de su labor en lo académico, la maestra se muestra muy satisfecha. “Desde el 2012 estoy dando clases de posgrado en la UACH, en el programa de Administración Pública. He apoyado en programas de licenciatura, pero generalmente mis clases han sido a nivel maestría. La docencia es una labor muy noble, que se hace inminentemente en un sentido vocacional, de lo contrario difícilmente hay una conexión con el alumno. Más que nada me parece a mí que desde la docencia lo que se incentiva, primordialmente es la lectura, a la investigación y el amor al conocimiento”.

Agradece a su padre a quien debe una buena parte de su desempeño profesional. “Mi papá durante 50 años de su vida fue docente, en preparatoria y a nivel universitario, en varias escuelas aquí en Chihuahua y en Guadalajara. Y mi mamá durante 34 años, además de mi hermano. En mi familia celebrábamos el Día de la Madre y después igualmente importante el Día del Maestro. Es algo muy importante en nuestra dinámica familiar, es algo presente siempre”.

Antes de concluir, la doctora envía una felicitación a sus compañeros maestros, tanto de la UACH, como de otras instituciones educativas, y además enfatiza la importancia de la educación en la vida de las naciones. “Hay una frase, que escuche hace poco, del Doctor Aguilar Villanueva, experto de las políticas públicas en México que dice, que los gobiernos ahora se legitiman por su eficacia. Y si esa eficacia no deriva del conocimiento, entonces el gobierno no podrá hacer su actividad. Es decir, Los gobiernos deben de voltear a ver a la academia, apoyarse en ella, porque la academia produce, en términos de investigación y en términos de proceso formativo social para lograr ser un ente eficaz. Así que, pues que sea esto un motivo, una inspiración para los docentes de estar frente al grupo y estar dedicándole lo poco o mucho que podamos conocer a los estudiantes. Siempre en búsqueda del conocimiento y hacer algo bueno por su país”.