Atienden desabasto de agua en Naica; Falla en el arrancador de la bomba de extracción los dejó 5 días sin el vital líquido

132

– La JCAS, tres organismos municipales y uno rural, apoyaron para abastecer de agua a los habitantes

Saucillo, Chih.- La Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS), en coordinación con tresorganismos operadores y el gobierno municipal de Saucillo, acudieron en apoyo a la comunidad de Naica, mientras la Junta Rural de Agua y Saneamiento (JRAS) de la localidad, arreglaba los desperfectos que dejaron a los pobladores sin agua durante cinco días.

Personal de la JCAS y las juntas de Camargo, Delicias y Saucillo, trabajaron en conjunto desde el pasado viernes 24 de abril para garantizar el derecho humano al agua.

La falla se presentó en el arrancador de la bomba que extrae agua del único pozo de la comunidad, por lo que se tuvo que trasladar el equipo de bombeo a la ciudad Cuauhtémoc para su revisión.

Trabajos de día y noche son los que tuvo que realizar el personal de la Junta Rural de la comunidad para reestablecer el servicio con normalidad el día de hoy, debido a que después de varias pruebas y verificaciones de todo el equipo de bombeo, así como varios días de espera, se tuvo que reemplazar por completo el equipo.

El esfuerzo necesitó del apoyo de tres organismos operadores aledaños: Camargo, Delicias y Saucillo; de la JCAS y la coordinación con la alcaldesa municipal de Saucillo, Aidé López, así como con el presidente seccional de Naica, Óscar Rea.

Las descentralizadas apoyaron por cuatro días con el servicio de agua en pipas diariamente.

“Agradecemos la paciencia de todos, no fue una tarea fácil. Sin duda, gracias alapoyo de nuestras juntas hermanas de Saucillo, Delicias y Camargo, fue lo que marcó la diferencia; también la JCAS, donde cada uno de los que nos apoyaron, demostrando que la unidad nos hace ser un organismo operador fuerte a nivel estatal”, mencionó Florencia García, directora financiera de la Junta Rural de Agua y Saneamiento de Naica.

Además, destacó el apoyo de los regidores, en especial de Manuela Lozoya, quien personalmente, apoyó en todo momento del abastecimiento parcial de agua en pipas.