“El ciclo se va a cumplir” haciendo adecuaciones al calendario; Exhorta Esteban Moctezuma a aprovechar vacaciones en aislamiento para contagiar saberes y valores

794

Chihuahua, Chih.- El titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, envió ayer viernes, a través de un video, un mensaje a la comunidad escolar para pedirles que no malgastaran las vacaciones que justo comenzaban y aprovecharan el aislamiento voluntario por el COVID-19 para compartir y contagiar saberes, experiencias y valores. Asimismo, anunció que el 20 de abril reiniciarán clases en línea y aseguró que “el ciclo escolar se va a cumplir” aplicando las adecuaciones necesarias al calendario inicialmente previsto.

A continuación el mensaje del secretario de Educación, Esteban Moctezuma a la comunidad escolar:

Link del video: https://youtu.be/jv100iF_s1g

Aunque no se note mucho porque estamos en casa, este fin de semana empezamos las vacaciones de Semana Santa y Pascual después de dos semanas de Aprende en Casa, un esfuerzo enorme que en unos días se construyó, por lo que felicito a quienes lo hicieron posible, entre ellos a las maestras y maestros que han estado al pendiente de los aprendizajes y tareas de sus alumnos.

Las próximas dos semanas, sí son de vacaciones, pero busquen siempre la forma de divertirse sanamente y a ustedes, madres y padres de familia, unas solas palabras, quieran mucho a sus hijas e hijos, pregúntenles cómo se siente, sonriánle sin motivo, denle seguridad, porque muchos de ellos aunque no se los digan tienen miedo

El 14 de marzo pasado anunciamos que el lunes 23 siguiente suspenderíamos las clases, pero dimos toda una semana para prepararnos, tanto en la escuela las maestras y los maestros para dejar las tareas, como las madres y padres de familia para saber qué van a hacer con sus hijas e hijos ante la interrupción de las clases.

Hoy les aviso que el día 20 de abril, lunes 20 de abril, iniciaremos de nuevo clases, pero en línea y en televisión, y los invito a prepararse estas dos semanas para que esta educación a distancia sea un éxito. Acuérdense que los hábitos de higiene se mantienen, como si fueran a entrar a la escuela, ahí en su casa tiene que lavarse las manos durante 20 segundos lo más seguido posible, pero una vez que generaron espuma no mantengan el agua corriendo todo el tiempo dejen en la red el agua que siga corriendo para quien la necesita, no la dejen que se vaya por el caño, porque otras personas dependen del agua que tú ahorras.

Que no quede duda, por otra parte, el ciclo escolar se va a cumplir, asegurándonos de lograr los aprendizajes esperados, en los contenidos de planes y programas y aplicando las adecuaciones correspondientes a nuestro calendario.

Las mexicanas y los mexicanos somos muy duchos, vamos juntos a salir mejor preparados y más cultos de esta crisis.

La pandemia que afecta al mundo y a nuestro querido México ha cambiado nuestras rutinas diarias y está modificando muchas veces nuestra forma de pensar e incluso de actuar. Vamos a descubrir problemas, pero también nuevas oportunidades. Desalientos, pero también motivos de esperanza y de acción. Juntos tendremos la posibilidad de hacer cambios positivos para la construcción de la Nueva Escuela Mexicana, que es muy flexible.

Crisis es también oportunidad y hoy, como en cualquier otra crisis, lograremos algo bueno. Nos enfrentamos a un enemigo llamado coronavirus, que finca su fortaleza en ser muy contagioso. Según el sector Salud, cada enfermo contagia a alrededor de tres personas. Hoy los invito a que aprendamos algo de esta situación. ¿Quieren aprenderlo?

Aprendamos que en ese contagio está la fortaleza de esa enfermedad, pero qué pasaría si en lugar de contagiar una enfermedad, cada uno de nosotros le contagiáramos a tres personas un saber. Si vemos la cadena de contagios de una sola persona que enfermó del otro lado del mundo, en China, nos sorprenderá ver que hoy ya rebasa un millón de enfermos en todo el planeta, ésa es la fuerza del contagio.

Pues, ¿qué pasaría si nos comprometiéramos las próximas dos semanas de vacaciones en transmitirle a tres persona algún conocimiento? Todos sabemos y valoramos cosas que otros ignoran, transmitamos saberes y valores, contagiemos cultura, expandamos el aprendizaje, fortalezcamos nuestros valores. Hagamos del encierro del cuerpo la libertad del espíritu.

En este aislamiento voluntario invito a todos los miembros de la comunidad escolar a abrazar una nueva misión, enseñar en casa lo que no habíamos tenido tiempo de enseñar a nuestros seres queridos o a quienes comparten el mismo techo.

¿Por qué quedarnos con los conocimientos o habilidades que tenemos en nuestras mentes y nuestros corazones cuando ahora tenemos tiempo de compartirlos? Tan importante es la distribución del ingreso que busca nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador como la distribución de saberes, capacidades, experiencias y conocimientos, distribuir capacidad emprendedora. ¿Por qué Juárez salvó a México de convertirse en una colonia extranjera? Por sus saberes y por sus valores.

Yo me imagino a una familia alrededor de una mesa compartiendo esos saberes y valores mexicanos. ¿No es maravilloso aprender las recetas de cocina de la abuela? ¿Te gustaría saber palabras en lengua indígena de la que sable hablar tu padre o tu madre y que no te han enseñado? ¿No sería increíble aprender a hacer tejidos e hilados como los que hacen tus hermanos? ¿Aprender artesanías y manualidades? ¿Compartir anécdotas? Pregúntale al más viejo de tu casa cómo era el México cuando él era niño y te sorprenderás.

Tenemos hoy una responsabilidad moral ahora que los edificios escolares y espacios públicos están lejanos y cerrados, pero hoy podemos compartir la riqueza de nuestros saberes en la convivencia familiar que ahora es posible realizar. Es el nuevo concepto en esta temporada, no desperdicien las vacaciones. Ante el coronavirus tenemos la oportunidad que nos da la adversidad para compartir experiencias, conocimientos, valores y para darles a los otros lo mejor de nuestra propia experiencia, lo mejor de nuestros saberes. Les envío un saludo desde el corazón.»