Cuenta SEyD desde tiempos del secretario Cuarón con queja formal de presunto hostigamiento por parte del coordinador de Educación Zona Norte

1050

Juárez, Chih.- Desde octubre de 2017, apenas ocho meses después de su llegada a la titularidad de la Coordinadora de Educación Zona Norte, el entonces secretario de Educación y Deporte en el Estado, Pablo Cuarón Galindo, ya recibió, al menos, una queja en torno al proceder del profesor Bernardo Valdez Talamantes. Así se desprende el oficio al que tuvo acceso este portal informativo remitido a Cuarón por la maestra María de los Ángeles Castañeda Apodaca, directora de la Telesecundaria 6172 de Samalayuca, denunciando el presunto hostigamiento, trato prepotente y grosero recibido por el coordinador de Educación en la Zona Norte.

El oficio girado por la directora de la Telesecundaria 6172 de Samalayuca al entonces titular de la SEyD –con fecha de entrada en la Secretaría y la Coordinación Jurídica de 26 de octubre de 2017- contiene una relatoría de hechos denunciando, según la maestra, una presunta visita de intimidación por parte del coordinador mientras celebraban un Consejo Técnico Escolar, interrumpiéndolo y usando dos horas del tiempo del mismo, para confrontar al personal y realizar ataques y comentarios despectivos hacia la directora.

“Pero tales maestros en realidad interrumpieron los trabajos por más de dos horas, empleándolas en cuestionarme y ofenderme en mi integridad moral y de género, al preguntarme (un profesor Bernardo), cuánto dinero me ‘daba’ el intendente Willy —- o que interés tenía yo en dicho intendente. Todo basado en supuestas quejas de persona de la escuela a mi cargo”, señala en una parte de su escrito la maestra.

“Por su parte una maestra, al parecer coordinadora de Cd. Juárez, me cuestionó de manera intimidante, que cuantas veces había yo estado puesta a disposición, que ella tenía la información que tres. El hostigamiento laboral siguió frente a los docentes, a quienes dijeron que ese día tenían que realizar una investigación por quejas de irregularidades mías como directora, por encargo de la licenciada Rocío Mendoza Palma, coordinadora estatal de telesecundarias”, continúa diciendo el escrito en cuestión.

“Luego le permitieron a la secretaria, Brenda —– y al otro intendente, Andrés — dirigirse a mí de manera irrespetuosa, acusándome de cosas que no vienen al caso, que dan pena y no tienen sustento, cuando intenté aclarar un poco, el profesor Bernardo me interrumpió de forma grosera diciéndome que si así lo trataba a él, no quería imaginarse como trataba a los docentes”.