No hay otra vía más que el diálogo; afectaciones se dan tanto a quienes mantienen plantón como a todos los agremiados: René Frías

684

Chihuahua.- El presidente del Congreso, René Frías, manifestó que debe de generarse un diálogo entre las partes, es decir entre el Sindicato de la Sección 42 del SNTE y las personas que hasta el día de hoy tienen tomadas las instalaciones del mismo, ya que las afectaciones de estos actos no se dan solo a las personas que han mantenido el plantón sino al gremio en general; agregó que es importante se priorice la unidad en el gremio para poder alcanzar los pendientes en torno a las prestaciones que no se han hecho efectivas en este tiempo.

Despúes de que los manifestantes jubilados y pensionados intergantes de la Comisión Síndica Genuina continuaran este viernes con la toma de las instalaciones de la Sección 42 del SNTE, el legislador indicó que no hay otra vía más que el diálogo, por lo que, sin decir que uno u otro no lo han mostrado, ambas partes tienen que poner de su parte y mostrar voluntad.

«Tengo la convicción de que debe de generarse un diálogo en el que el beneficio sea para todos los agremiados de la Sección 42», declaró el legislador, al cumplirse una semana de que las protestas iniciaran.

Frías Bencomo manifestó que se debe de escuchar a las partes, se tiene que explicar lo que sea necesario, pero esto no debe de contribuir o ser parte de generar división entre el magisterio, «yo creo que, con las propias diferencias políticas e ideológicas que convergen al interior de la organización sindical, es importante se priorice la unidad en el gremio para poder alcanzar los pendientes que tenemos para seguir trabajando en torno a las prestaciones que no se han hecho efectivas en este tiempo, por las interpretaciones a la ley, «y que el beneficio sea para el gremio en su conjunto, un gremio unido es más fuerte».

Además añadió que la afectación es para las personas que han mantenido el plantón, pero también es para el gremio en general, ya que no se da una dinámica ordinaria de gestiones o trámites, tal y como los sindicalizados están acostumbrados o como lo requieren.