Maestros jubilados de la Sección 42 llevarán sus demandas ante el SNTE Nacional por falta de respuestas y criminalización desde el Comité Seccional

1295

 

Chihuahua, Chih.- Desde aproximadamente las 06:15 horas de la mañana, un grupo de maestros jubilados y pensionados integrantes de la Comisión Síndica Genuina volvieron a tomar las oficinas centrales de la Sección 42 del SNTE en la Deza y Ulloa ante la falta de respuestas del secretario general, Ever Avitia Estrada, a los reclamos que ya motivaron la toma del pasado 4 de diciembre, el pago de los 645 millones de incrementos mal aplicados en prestaciones desde 2015, la no retención indebida de la cuota sindical a jubilados y el deterioro en el servicio de Pensiones Civiles del Estado, la cual concluyó con los lamentables episodios de algunos integrantes del Comité Ejecutivo Seccional ingresando a la fuerza por las cocheras, jaloneando y empujando a maestras jubiladas. Hoy, la respuesta del Comité Ejecutivo fue dar instrucciones al personal de no acudir a las instalaciones y la emisión de un comunicado criminalizando a los inconformes, pese a que Ever Avitia en persona se comprometió a darles respuesta e incluso les canceló, ya en el lugar, una reunión el pasado 20 de diciembre. Desde entonces, ya no volvió a comunicarse con los inconformes, que ante la falta de respuesta de hoy ya se plantean ir directo al Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

Los inconformes clausuraron las tres puertas de acceso a las oficinas centrales con pancartas aludiendo a los tres reclamos sin respuesta –por alguno de los cuales maestros jubilados vienen pidiendo explicaciones a sus dirigentes desde 2016- y trascendió que, al parecer, desde el interior del Comité como respuesta se pidió a las secretarias y personal que labora en las oficinas que no se presentaran a su puesto de trabajo.

Al mismo tiempo, el Comité publicaba en sus redes sociales y grupos magisteriales un pronunciamiento criminalizando a este grupo de maestros, asegurando que se trataba de un reducido grupo que buscaba de forma “persistente la confrontación”, asegurando que se les ha atendido continuamente –pese al desaire incluido del 20 de diciembre- y acusándolos de la afectaciones a cientos de compañeros y trámites.

Frente a esto, los reclamos son claros, concisos y con informes detallados que obran tanto en poder del Comité Ejecutivo Seccional como el Nacional, entre ellos la incorrecta aplicación de incrementos en las pocas prestaciones que las autoridades sindicales no vendieron con el apoyo y respaldo a la Reforma Educativa y la Ley General del Servicio Profesional Docente de Enrique Peña Nieto y Aurelio Nuño Mayer.

Según la maestra Beatriz Verduzco, por este concepto ascenderían ya- al corte del 31 de enero de este 2020- a 645 millones de pesos, que no se han pagado a agremiados tanto activos como jubilados, debido a que se violenta la automaticidad, firmada, de aplicar en los estados la Negociación  Nacional Única, que establecía que aquí ya no iba a haber acuerdos en lo local entre el Gobierno del Estado y la Sección 42 y aquí incluso año con año se firma un convenio para supuestamente aplicar esta NNU, el cual solo signarían las secretarías de Educación y Deporte y Hacienda, sin tomar en cuenta al sindicato.

De igual modo, denunciaron el día de hoy que se estaría violentando el acuerdo nacional del establecimiento de comisiones mixtas para supervisar el cumplimiento en las entidades federativas de la Negociación Nacional Única.

Asimismo, reclaman que cese la retención indebida de la cuota sindical a maestros jubilados y pensionados, que pese a obrar de por medio una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, desde Pensiones no se ha acatado y se sigue descontando, sin que la Sección 42 se pronuncie al respecto y exija su cumplimiento. La no atención a esta recomendación ya fue impugnada ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, mientras que de forma paralela la Comisión Síndica Genuina denunció al titular de PCE ante la Auditoría Superior del Estado.

La tercera demanda de explicaciones tiene que ver con el deterioro del servicio de Pensiones Civiles del Estado y la nula exigencia de la Sección 42 para reclamar al director de Pensiones Civiles, Alberto Herrera González, revertir esta situación.

Cabe señalar que la toma de los inconformes se circunscribió a las oficinas centrales, no así las del Simap, situadas a contraesquina en la misma Deza y Ulloa, que sorprendentemente permanecieron cerradas por parte del propio Comité Ejecutivo.

Ante la nula atención el día de hoy, la maestra Beatriz Verduzco anunció que no les quedaba otro remedio que realizar los reclamos directamente ante el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.