Pide Humberto Chávez privilegiar el diálogo en conflicto de presas

227

Chihuahua.- Alrededor de 500 habitantes de los municipios de San Francisco de Conchos y Camargo, Chihuahua, alcaldes y agricultores de dicha región, irrumpieron en la presa Boquilla y enfrentaron a policías militares de la Guardia Nacional, quienes impedían el acceso a las compuertas del embalse.

Alrededor de 500 personas se congregaron la tarde del martes en las inmediaciones de Boquilla, encabezados por diputados locales, alcaldes y productores agrícolas, quienes intentaron ingresar a las compuertas de la presa pero una valla de 80 antimotines de la Guardia Nacional impidió que pasaran.

Más agricultores y habitantes de los municipios de San Francisco de Conchos y Camargo llegaron a la manifestación, a empujones lograron romper la formación de los antimotines y lograron ingresar hasta la cortina del embalse.
Los elementos de la Guardia Nacional optaron por evitar la violencia y permitir el ingreso a la presa; al verse superados por la cantidad de manifestantes se replegaron.

Luego de ingresar a la cortina del embalse los inconformes anunciaron que permanecerán en el lugar, hasta que la Comisión Nacional del Agua garantice que las compuertas no serán abiertas.

El diputado local de Morena, Francisco Chávez Herrera, respaldó la manifestación de agricultores y dijo que la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Estados Unidos debe ser transparente en cifras, el legislador señaló que Morena respaldará la postura de Chihuahua y que buscan comunicación con el Presidente de la República, para que se respeten las mesas de trabajo que desde el 20 de diciembre diputados locales y agricultores mantienen.

El legislador invitó a las autoridades federales a esperar los resultados de las mesas de trabajo antes de tomar decisiones y después de ello, optar por la mejor opción para Chihuahua, “no es un tema sólo de agricultores, es toda una cadena productiva en el que se ven afectados o beneficiados todos los chihuahuenses”, dijo.

La Comisión Nacional de Agua precisó en torno a la situación que en días pasados personas ajenas a la instalación rompieron los candados de acceso a la infraestructura, tomando posesión de una parte de la presa.

La situación puso en riesgo la seguridad por una mala operación de las compuertas y equipos, “las presas son instalaciones de seguridad nacional y de alta complejidad técnica que requieren la operación de personal capacitado, por eso se solicitó la presencia del Ejército y la Guardia Nacional”.

“El gobierno federal reconoce el derecho de todos los sectores de Chihuahua a expresarse, ha privilegiado el diálogo y la negociación como la única vía posible para alcanzar acuerdos y dar cumplimiento a los compromisos internacionales del país”.

Omar Holguín Franco, delegado de la Secretaría de Gobernación en Chihuahua, informó que se dio la retirada de los elementos de la Guardia Nacional para evitar violencia y ante la exigencia de los agricultores que se hizo del conocimiento del gobierno federal.

Pidió privilegiar el dialogo y añadió que hizo llegar a las autoridades de Conagua y de la Secretaría de Gobernación en la Ciudad de México las demandas de los productores agrícolas, consistentes en que se retiraran los elementos de la Guardia Nacional, y privilegiar el dialogo para llegar a un consenso entre las partes en relación al tema.

Pidió a todos los actores del conflicto abonar de manera conjunta para que se restablezcan el diálogo y los acuerdos de las mesas de trabajo realizadas el mes de enero entre agricultores y Conagua.