Dan de alta y trasladan al Cereso a chófer del camionazo en Delicias

186

Delicias.- A menos de dos meses, Cristian, chófer del carreterazo, donde murieron 14 personas, entre ellas su hermano, fue dado de alta y trasladado al Centro de Reinserción Social No 1 de Aquiles Serdán para seguir su proceso.

El joven de apenas 26 años de edad, es acusado por el delito de homicidio de 14 personas y lesiones de casi 30 a título imprudencia, luego de ser señalado como el operador del camión «pirata» que el pasado 5 de diciembre del 2019, volcó a exceso de velocidad sobre la carretera federal a la altura del Puente El Barril entre los límites de Delicias y Saucillo.

En el accidente murieron 14 personas en el lugar y otras en hospitales, y cerca de 30 más resultaron con lesiones.

Para atender esta desgracia se movilizaron decenas de cuerpos de rescate de Delicias, Meoqui, Rosales, Saucillo y Camargo, además del intenso trabajo que vivió el personal de los nosocomios, principalmente del Hospital Regional y el General de Zona No 11 del IMSS.

El accidente no sólo dejó un escenario dantesco, también exhibió la falta de humanidad de algunas personas, pues los tripulantes denunciaron el robo de pertenencias (celulares, dinero en efectivo y joyas), aunado a que hospitales privados negaron la atención médica de urgencia a varios heridos.

Fue el Hospital Regional donde se concentró el mayor número de lesionados, unos graves que fueron trasladados a la capital y otros que permanecieron recibiendo atención.

Entre ello, el conductor, quien fue hospitalizado bajo custodia policial, fue el último de los sobrevivientes que fue dado de alta, en su estadía estuvo bajo observación, le amputaron el brazo izquierdo y lo intervinieron quirúrgicamente varias veces para injertar piel en su cabeza.

Las autoridades del Hospital Regional y policíacas, confirmaron que el imputado recibió su alta y lo llevaron preso al Cereso donde espera su sentencia, según lo que arrojen las investigaciones del llamado camionazo donde perdieron la vida niños, jóvenes y adultos.

Los familiares y sobrevivientes aún buscan que se haga justicia y esperan que la ley ejerza todo el peso en su contra por los actos imprudentes que cometió al conducir a exceso de velocidad.

Aunque saben que su conciencia lo está castigando por esta calamidad, aún así claman justicia para sus seres queridos fallecidos y marcados por esta tragedia.

Fuente: El Pionero