Ayuda Desarrollo Social a mujeres a independizarse económicamente para evitar o salir de la violencia familiar

173

Chihuahua, Chih.- Con el objetivo de capacitar y dar instrumentos a las mujeres jefas de familia, víctimas de violencia de género y adolescentes embarazadas para poner fin a su dependencia económica del hombre, que en muchos casos es el origen de la violencia familiar, la Secretaría de Desarrollo Social, a través de su Dirección de Cohesión, en colaboración con el Icatech implementaron un programa emergente para facilitarles el aprendizaje de una profesión. El año pasado 40 beneficiarias aprendieron ya un oficio en materia de reparaciones básicas en el hogar, carpintería, fontanería, textura y aplicación de cerámica, y éste 2020 se espera alcanzar 250 nuevas beneficiarias. Los talleres cuentan con horarios flexibles y para las mujeres trabajadoras hay un horario especial los sábados en la mañana.

El secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana Silveyra, refirió que en marzo de 2019, ante la agudización de la violencia de género en diversas partes del estado, pusieron en marcha un programa emergente a través de la Dirección de Cohesión Social y Participación Ciudadana, al frente de la cual se encuentra Rossina Uranga, el cual no se enfoca nada más en la atención psicosocial o las condiciones socioculturales que originan la violencia de género, sino que también pone el foco en las condiciones materiales en que viven las mujeres víctima de violencia.

El funcionario estatal manifestó la violencia de género o familiar “muchas veces obedece a que las mujeres son dependientes económicamente del varón, que es el sostén de la casa, y no tienen más que someterse porque después de quedan sin sustento ellas y sus hijos”.

Es por ello que enfatizó que hacerlas independientes económicamente les ayuda a empoderarse y a cambiar su condición de víctimas.

Señaló que dentro de esta estrategia se llevan a cabo talleres de autoempleo y desarrollo de habilidades, que buscan fortalecer no sólo, pero sobretodo, a los colectivos de jefas de familia, mujeres violentadas y adolescentes embarazas, mediante el desarrollo de habilidades para que puedan autoemplearse.

Destacó que en lugar de las actividades clásicas que se suelen asociar a las mujeres, como las de tejer, repostería,… a través de “Mujeres trabajando” adquieren conocimientos en aspectos como reparaciones básicas en el hogar, carpintería, fontanería, textura y aplicación de cerámica.

En los últimos nueve meses del 2019 aprendieron un oficio 40 mujeres en los centros comunitarios de las colonias Juan Güereca, El Porvenir, Revolución y Pavis Borunda, con una inversión de 699 mil pesos y además del taller se les proporciona el material.

Quintana aseguró que este 2020 se buscará potenciar esta estrategia en los 23 centros comunitarios de la ciudad, poniendo a disposición de las interesadas el teléfono 6144293300 extensión 24496 o las oficinas de la Dirección de Cohesión Social ubicadas en la calle Ejército Nacional 2906, a espaldas estacionamiento de Pensiones Civiles.

La directora de Cohesión Social, Rossina Uranga, señaló que tras la capacitación de 40 en 2019, este año tendrán la posibilidad de alcanzar a 250, mujeres, que al mismo tiempo que aprenden cuentan con un proceso acompañamiento para que puedan identificar su situación como una situación de violencia, ya que la mayoría no la identifican y permanecen hasta que se da una situación grave. En este seguimiento, se les dan elementos para que identifiquen y pongan nombre a los que viven, concientizándolas de que no sólo existe la violencia física, sino también la psicológica y sexual.