Respeto a víctimas, pero evito trato directo con conflictos: AMLO

177

Ciudad de México. Al evaluar el saldo de la movilización del Movimiento por La Paz con Justicia y Dignidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que fueron atendidos. Señaló que cuando se trata de familiares de víctimas de la violencia “hay que garantizarles todas las libertades, y atenderlos con mucho respeto, se les debe atención especial, merecen esa atención”.

Ratificó sus razones por las cuales no estuvo en el encuentro, tanto por la coincidencia con sus recorridos por el país, como «porque no quiero que se presenten situaciones de conflicto en el que yo tengo que estar directamente involucrado. Se les dio al instrucción de que fueran atendidos”.

Acerca de la confrontación que hubo en el Zócalo entre los marchistas y simpatizantes del gobierno, dijo que eso tiene que ver con las diferencias que existen.

“No corresponde a nosotros, no alentamos eso. Se puede decir que el presidente cuestiona a los conservadores, ahí si ofrezco disculpas pero si los voy a seguir cuestionando, los conservadores corruptos son los responsables de la crisis de Mexico y como todos son muy hipócritas, se olvidan de lo que hicieron”.

En este contexto arremetió en contra de lo que llamó organizaciones conservadoras que no se pronunciaron en su momento contra la violencia desatada en el sexenio de Felipe Calderón: «Callaron como momias».

Aseguró que esas organizaciones no piden que se investigue a fondo al secretario de Seguridad Pública de Calderón, Genaro García Luna, el que está detenido ahora en Nueva York. Los acusó de padecer amnesia y valorar sólo hasta ahora que llegó su gobierno.

Expuso López Obrador: «Muy lamentablemente miles de desaparecidos padecieron de esa violencia estando de secretario de Seguridad García Luna ¿O no tuvo nada que ver? ¿Y su jefe? ¿Tampoco? Entonces ya basta».

Respecto a si se refería a la organización que convocó a la marcha, respondió «Me refiero a los que actúan de esa manera… Quienes son los que no hacian denuncias de los crímenes, la política de desaparecidos que se implantó, los que ahora gritan como pregoneros y callaron como momias».