Día de Reyes

162

Por: Rosalío Morales Vargas

 

No llegarán los reyes este día

a los hogares de los más humildes,

pues la pobreza marca con sus tildes

el alborear de la mañana fría.

 

No hubo regalos para muchas niñas

desamparadas, víctimas de trata,

la vida se tornó hosca e ingrata

envuelta en la tristeza y la morriña.

 

Que decir de los niños en la calle,

limpiando los cristales en cruceros,

angustia en sus ojitos cual veneros

de amargo llanto a punto del estalle.

 

La chiquillada de los explotados,

sin pizca de alimentos en sus bocas,

en la favela, el barrio, hoy les toca

contener un sollozo sofocado.

 

Y la infancia migrante en caravanas

de parias con su estigma de infortunio,

humillados verán un novilunio

oscuro y sórdido con fe espartana.

 

Sacudir las inercias y modorras,

quebrar pilares del capitalismo,

para que niñ@s sin escepticismo

transiten al futuro sin mazmorras.

 

En la mañana escarchada y fría,

no llegarán los reyes este día.